Bienvenido a Sector Ejecutivo, revista de Economía y Empresas / España, Nº 247 Octubre de 2019

David Medina García, presidente de SPAINCARES

Carmen Peñalver

SPAINCARES es una gran alianza estratégica entre entidades del sector sanitario y turístico que integra servicios de salud en los mejores hospitales, clínicas y balnearios de España, soluciones para el alojamiento y otras actividades turísticas complementarias, orientados a cubrir todas las necesidades de los pacientes durante su viaje.
David Medina, su presidente, explica: “Nuestro objetivo principal es posicionar a España como el número uno en el segmento de turismo de salud, atrayendo más turismo y generando nuevas oportunidades para todos los actores involucrados en el sector turístico. Para ello, estamos creando un negocio innovador para las compañías que intervienen en el turismo de salud, mejorando la competitividad internacional a través del correcto balance entre cooperación y competencia, uniendo los intereses comunes tanto estratégicos como económicos y, promoviendo la calidad de los servicios ofrecidos a los turistas de salud en nuestro país”.


¿De dónde surge la necesidad de crear un clúster de este tipo en un país tan turístico como España?

Se da la circunstancia de que España es un país líder en el sector del turismo, con una afluencia en 2018 de más de 82 millones de turistas y unos ingresos de más de 60.000 millones de euros, lo que representa más del 11,2% del producto interior bruto. Contamos con una gran oferta cultural, con 15 ciudades Patrimonio de la Humanidad, la segunda mayor red en extensión de trenes de alta velocidad del mundo, magnífica conectividad aérea, reconocida gastronomía y una gran calidad de servicios turísticos.
Con respecto a la salud, también somos líderes a nivel global, ya que tenemos uno de los sectores sanitarios mejor valorados a nivel mundial. En este sentido, cabe destacar que nuestro país es el segundo de Europa en número de certificaciones de la Joint Commission International, acreditación que demuestra que cumplimos con los requisitos de calidad de mayor competencia técnica del sector. Además, somos el primer país del mundo en donaciones y el segundo en trasplantes de órganos, se han hecho grandes inversiones en tecnología para el desarrollo de la cirugía robótica y contamos con 33 robots da Vinci. Somos el segundo país del mundo en esperanza de vida con 83 años de media, disponemos de más de 100 balnearios con aguas mineromedicinales, más de 2.500 centros sociosanitarios, más de 10.000 ensayos clínicos, etc.
Pero a pesar de nuestras grandes fortalezas en ambos sectores, no somos líderes en turismo de salud, y es ahí donde surge el reto para SPAINCARES de crear una oferta única para el usuario. El objetivo es cubrir el ciclo completo del viaje del paciente, ofreciendo los mejores tratamientos en su propio idioma y facilitando la contratación de todos los servicios que el paciente necesita para complementar su estancia en España.

¿A su juicio, qué beneficios lleva aparejados la estrategia de SPAINCARES para el turismo español?
En SPAINCARES hemos conseguido aunar dos de los sectores más punteros en España, como son el turismo y la sanidad en una propuesta única de convertir a nuestro país en destino de salud y bienestar, ofertando al cliente-paciente que llega lo mejor de ambos sectores. Ello ha supuesto una revalorización de la marca España a nivel mundial, incrementando con ello la actividad económica de ambos sectores y suponiendo tanto prestigio a nivel internacional como puestos de trabajo a nivel nacional. Otro de los aspectos a tener en cuenta en el marco del turismo de salud, es su potencial como eje de desestacionalización del sector turístico.

En cuanto a los “turistas de salud”, ¿cuáles son los principales mercados emisores?
El perfil de los turistas que llegan buscando un tratamiento es variado, por lo general son personas que buscan un servicio de calidad en un lugar donde puedan permanecer sin preocupaciones y tengan las máximas garantías en relación al tratamiento a realizar. El posicionamiento de España en el mercado internacional del turismo de salud es muy potente, atrayendo a pacientes-turistas desde mercados emisores prioritarios como Alemania, Francia, Suecia, Holanda, Rusia y Emiratos Árabes.