Bienvenido a Sector Ejecutivo, revista de Economía y Empresas / España, Nº 249 Diciembre de 2019

Juan Santiago García, presidente de ACADE

Paloma Serrano

La Asociación Española de Centros Autónomos de Enseñanza Privada surge por la decisión de un pequeño grupo de empresarios educativos reunidos en Madrid el 24 de febrero de 1978, con el objetivo de consolidar la enseñanza privada como modelo educativo y como empresa. Nace en un momento en el que las transformaciones políticas y legislativas, y los cambios en las relaciones laborales y sociales que surgieron al inicio de la democracia española amenazaban con aprisionar la enseñanza no financiada con fondos públicos.

¿Cuáles son los objetivos de ACADE?
Nuestra Asociación sigue fiel a sus principios constitucionales. La defensa de los intereses y derechos empresariales y educativos de los centros privados, la promoción de la pluralidad educativa, de la calidad y de la innovación en los centros asociados constituyen nuestros valores desde su nacimiento. 
Pero para que estos objetivos beneficien a toda la sociedad española es necesario que todas las familias puedan elegir libremente y sin condicionantes socioeconómicos el centro educativo que cada una considere mejor para la formación de sus hijos. Por eso, otro de los objetivos prioritarios de ACADE es democratizar la educación privada promoviendo nuevos modelos de financiación educativa que beneficien a las familias en lugar de a los centros. Modelos como la desgravación fiscal de los gastos educativos, o sistemas como el cheque escolar, permiten a los padres invertir ese dinero en el centro que consideren mejor.

¿A qué sectores educativos de la enseñanza privada representan a nivel nacional? ¿Cuántos centros y qué grado de representatividad ostentan en el sector?
ACADE se vertebra en Delegaciones Autonómicas y Sectoriales. En la actualidad, representa en todo el territorio nacional a cerca de 4.000 centros privados de los siguientes sectores: Educación Infantil, Colegios nacionales e internacionales, Centros de Formación Profesional, Universidades y Centros de Posgrado, Centros de enseñanza no reglada como academias de idiomas, escuelas artísticas -especialmente de Danza y Música- y escuelas técnicas, Centros de Formación para el Empleo, y Escuelas de Negocio.
ACADE mantiene en el ámbito estatal la representación mayoritaria en la enseñanza privada. Y esto es gracias a todos los centros asociados que confían en nosotros y que con su apoyo hacen de ACADE la organización de prestigio, grande, fuerte y segura que es en la actualidad.

¿Qué papel desempeña la educación privada en la economía española?
La educación privada como sector tiene un gran impacto tanto económico como en la creación de empleo, que debe ser reconocido tanto por la sociedad como por las Administraciones Públicas. En España, aunando la educación reglada y no reglada, hay 10.234 centros privados que dan empleo a 259 mil trabajadores, de ellos 218 mil son docentes, y en los que estudian unos 975 mil alumnos.
Hemos hecho un estudio que pone de manifiesto que la enseñanza privada reglada (desde educación infantil hasta la universidad) ahorró al Estado en 2018 cerca de 6.000 millones de euros, que es lo que tendría que gastar la Administración si tuviera que escolarizar en centros públicos a los 864 mil alumnos que actualmente están en centros privados. Esto le supondría un incremento de más del 11% del gasto público.

¿Qué valores diferenciales ofrece la enseñanza privada a la sociedad?
Los centros privados siempre se han caracterizado por la calidad de sus enseñanzas, por su innovación pedagógica, la atención individualizada, su alta capacidad para adaptarse a las nuevas demandas formativas y profesionales, por la formación del profesorado y por el esfuerzo que realizan en la dotación de material e infraestructuras en sus centros.
Todo ello está avalado por los excelentes resultados que obtienen nuestros alumnos en las evaluaciones nacionales e internacionales. Ejemplo es el Informe PISA de la OCDE, donde los estudiantes de centros privados alcanzan resultados muy por encima de la media española y europea. El último informe analizado, de 2016, muestra que los alumnos de los colegios privados no financiados con fondos públicos obtienen 30 puntos por encima de los alumnos de centros públicos, lo que equivale aproximadamente a la ventaja de un curso académico.