Bienvenido a Sector Ejecutivo, revista de Economía y Empresas / España, Nº 258 Octubre de 2020

Juan de la Vega Meiland, gerente de Bodegas Hermanos Pérez Pascuas


José Luis Guerrero.

Una de las bodegas de más prestigio de la Ribera del Duero, Bodegas Hermanos Pérez Pascuas, ha vivido una etapa de cambios dentro de la estructura de esta empresa familiar.
Recientemente, Juan de la Vega Meiland ha asumido la gerencia, si bien es buen conocedor de la compañía por cuanto se ha dedicado a la labor de comercialización, especialmente en el exterior, viajando por medio centenar de países a los que ahora se exportan los vinos de Viña Pedrosa.
Tiene ante sí una difícil misión, cual es la continuar y hacer crecer esta bodega familiar que ha llegado a la tercera generación de propietarios, con un éxito indudable en el panorama vitivinícola español e internacional.

Señor de la Vega. Usted ha asumido recientemente la gerencia de la empresa Bodegas Hermanos Pérez Pascuas, después de un tiempo trabajando en la compañía ¿Qué supone para usted esta nueva responsabilidad?
Efectivamente ha sido una gran responsabilidad la que se me ha encomendado, pero tengo la confianza de que con el apoyo de la familia y el resto de personas que formamos el equipo de la bodega el proyecto siga creciendo y afianzándose en el mercado como una marca referente de calidad dentro de la Denominación de Origen  Ribera del Duero y de los vinos de España.

En la compañía ha habido cambios recientemente ¿Cómo se están afrontando esos cambios?
En el ciclo de vida de  las empresas hay muchos cambios a lo largo de los años, con altas y bajas constantes. Se ha reforzado recientemente el equipo en diferentes departamentos, a nivel comercial, técnico y de comunicación para poder afrontar el futuro con todas las garantías. Sigue al frente de la viticultura, Daniel Pérez Herrero, y también continúa Adolfo Pérez Herrero como responsable de ventas. Con el equipo de bodega que tenemos en la actualidad continuamos trabajando con ilusión y esfuerzo para que la marca siga estando donde está.

Hasta hace poco tiempo usted era el responsable de la expansión internacional de Bodegas Hermanos Pérez Pascuas ¿En qué momento se encuentra esa expansión? ¿Qué países son los más interesantes para ustedes?
Llevo desde el año 2002 desarrollando la comercialización de los  vinos de Viña Pedrosa, tanto en el mercado nacional como en el exterior. Estamos en un punto en el que nuestros vinos son un valor seguro en muchas cartas de vinos de restaurantes de todo el mundo. Desde el comienzo, siempre se le ha dado mucha importancia a la comercialización en el extranjero, abriendo todos los años nuevos mercados. Hoy en día estamos presentes en 45 países, representando estas ventas en torno al 50% de la facturación total de la bodega.
En la actualidad la expansión se encuentra sobre todo en países asiáticos. Países que por tradición no consumían vinos, pero que recientemente han desarrollado una demanda. Por otro lado, vemos también que está subiendo la demanda en Centro y Sur América, donde el poder adquisitivo cada día es mayor. Obviamente no podemos dejar de centrar los esfuerzos en los países que más vino nos han demandado históricamente, como EEUU, México, los países nórdicos, etc., ya que la competencia es cada día mayor.

¿La empresa apuesta más por crecer en el mercado nacional o en el internacional?
Siempre hemos apostado por un crecimiento sostenible, ya que disponemos de una producción limitada; todos los vinos se elaboran a partir de uvas cultivadas en viñedos de la propiedad. Es importante mantener una presencia en el mercado nacional. Es nuestro mercado natural y disfrutamos de un momento muy bueno en la actualidad. Los vinos de Ribera del Duero son cada día más demandados en España y en el mundo. A pesar de las diferentes situaciones económicas que ha pasado nuestro país en los últimos años, Viña Pedrosa  ha sido una marca que ha salido reforzada por su calidad, estilo y regularidad. La exportación, por otro lado, te da prestigio y una estabilidad, haciendo conocer tu marca por el mundo y repartiendo las ventas entre muchos clientes.

[Sigue en la versión impresa]