Bienvenido a Sector Ejecutivo, revista de Economía y Empresas / España, Nº 252 Marzo de 2020

José López García de Leaniz, CEO de Igeneris


Manuel de los Santos

“Fundé Igeneris en 2011 para ayudar a las empresas a crecer y diferenciarse a través de la innovación de modelos de negocio. Hace ocho años había mucho desconocimiento sobre este tipo de innovación y te diría que, en la actualidad, todavía está muy infrautilizada. Curiosamente, puede ser la forma más barata y rentable de crecer y con total seguridad, la menos utilizada por las empresas”, explica José López García de Leaniz, CEO.

¿Qué servicios presta la consultora, cómo lo hacen y para qué tipo de clientes están indicados?
No nos gusta llamarnos consultora porque, aunque tenemos una fase de diseño, le damos incluso más importancia a la ejecución e implementación de los conceptos.
En Igeneris, diseñamos, testamos comercialmente e implantamos nuevos modelos de negocio para empresas medianas y grandes. Somos capaces de hacer un “llave en mano” de los conceptos que creamos. Lo diseñamos, validamos comercialmente el modelo de negocio y, por último, nos podemos encargar de todo el desarrollo tecnológico y puesta en marcha hasta que esté facturando.
Damos por hecho que las empresas innovan y que lo hacen bien. Pero se suelen enfocar alrededor de su negocio nuclear. Y muchas veces no es suficiente. Me gusta cómo un cliente nos definió tratando de explicar a un tercero lo que hacemos: “Donde acaba la innovación de mi empresa, ahí empieza Igeneris”. Y es cierto, somos capaces de diseñar para nuestros clientes conceptos de negocio que nunca se le hubieran pasado por la cabeza, que estén alineados con su estrategia y que, además, tengan un impacto significativo en la cifra de ingresos y rentabilidad.
Somos agnósticos en cuanto al sector. Nos da igual la industria. Tenemos una metodología propia probada, contrastada, y con un track record que demuestra que vale para cualquier sector o industria.

¿Qué retos o necesidades tienen los clientes que contratan a Igeneris?
Hay dos razones por la que una empresa contrata a Igeneris. Dos razones que están íntimamente ligadas: crecimiento y diferenciación. Son dos necesidades que tienen casi todas las empresas; quieren crecer más y quieren diferenciarse para ser más rentables.
Las empresas hacen esfuerzos titánicos por conseguir crecimiento y diferenciación. Se dan cuenta que, para conseguirlo, muchas veces es necesario alejarse de su negocio core. Y fuera de su zona de confort, las empresas generalmente no se mueven bien.
Por eso recurren a Igeneris, porque somos capaces de diseñar e implantar conceptos que difícilmente los harán realidad con recursos internos.
Y en el momento actual, aparece un nuevo reto en todas las empresas: que la crisis no les paralice. Las empresas lo llaman prudencia. La frontera entre la prudencia y el miedo es muy sutil. El miedo nos paraliza a todos. En Igeneris nos gusta hacer entender a nuestros clientes que la palabra “crisis” es un concepto subjetivo, no deja de ser un grupo de cambios concreto que afectan a mi modelo de negocio. Pero los mismos hechos al competidor de al lado le pueden beneficiar. Por tanto, en los periodos llamados “de crisis”, nuevas oportunidades emergen, lo que pasa es que esas oportunidades son distintas a las que había en el ciclo económico opuesto.

En cuanto a sus modelos de colaboración, ¿qué nos puede decir?
El diseño y la implantación de modelos de negocio lo hacemos bajo dos formatos:
Un primer modelo de colaboración es el que llamamos innovation-as-a-service: El cliente nos define el espacio en el que le gustaría desarrollar nuevos conceptos y en tres meses somos capaces de diseñar varios conceptos que cumplan los requisitos que nos han puesto. Finalizada la fase de diseño, en casi todos los proyectos, el cliente nos encarga la validación comercial de los conceptos y su posterior implantación. Nosotros lo hacemos a una velocidad y con una agilidad que internamente sería imposible para el cliente. En este modelo de colaboración, cobramos unos honorarios con una parte a éxito importante.
El segundo formato de colaboración es el que llamamos startup-as-a-service: El desarrollo del proyecto es similar, pero trabajamos con “nuestro cliente” en calidad de socios. Compartimos los gastos de desarrollo del proyecto y cuando el concepto es una realidad, constituimos un vehículo legal con las participaciones acordadas previamente. Es una relación simbiótica que nos gusta mucho: nuestro socio entiende que Igeneris le puede aportar conocimiento, experiencia y una velocidad que él no puede conseguir internamente y para nosotros es muy interesante el poder apalancar estos conceptos en las competencias clave que tienen las empresas grandes. Por ahora, tenemos este modelo de colaboración con una empresa de consumo y otra de medios en España y con un fondo inmobiliario holandés.

[Sigue en la versión impresa]