Bienvenido a Sector Ejecutivo, revista de Economía y Empresas / España, Nº 256 Julio-Agosto de 2020

Carlos Andrés Alvarado Quesada, presidente de la República de Costa Rica

Juan Comas

El actual presidente de la República de Costa Rica nació en Pavas, San José, el 14 de enero de 1980, siendo el segundo de tres hermanos, en una familia unida. Su padre, ingeniero y su madre, dedicada a las tareas del hogar, le inculcaron la honestidad, el trabajo fuerte y la solidaridad, pensar siempre en las personas más necesitadas. Estudió Ciencias de la Comunicación en la Universidad de Costa Rica, donde las materias que más disfrutaba eran las vinculadas a la historia y la política, temas que siempre le interesaron. Contrajo matrimonio con Claudia Dobles en el año 2010, y lo que siempre ha admirado en ella ha sido su tenacidad, su sinceridad, su transparencia y su fuerza. Llegó al mundo de la política en el Partido de Acción Ciudadana en el año 2004, como asesor en Comunicación y en aquel momento lo que quería era cambiar para bien el país, siendo parte de una fuerza política que era nueva, y que abría oportunidades para hacer algo diferente a lo que había vivido Costa Rica desde la Segunda República.

¿Están la dinamización de la economía y la captación de inversiones extranjeras entre sus prioridades?
Por supuesto, hoy nuestra prioridad está en la generación de empleo para el bienestar de la gente, y eso implica crecimiento económico. El impulso a la inversión es una forma de trabajar con el sector privado, llevándole confianza y garantía en seguridad jurídica y servicios para que haga crecer la economía y beneficie a la población. Queremos demostrar que somos socios confiables para generar buenos negocios.

¿Nos podría detallar las acciones que su Ministerio de Comercio Exterior a través de la Agencia CINDE ejecuta para ayudar a las empresas extranjeras a implantarse en ese magnífico país?
Precisamente en el área de inversión, la agencia CINDE hace una extraordinaria labor alrededor de la atracción y el apoyo al establecimiento y crecimiento de la inversión extranjera directa a Costa Rica. Para cumplir con este cometido, existen una serie de servicios de apoyo a las empresas que desean instalarse en el país, que inician con la aportación de todas las herramientas y recursos informativos necesarios para conocer el país, así como sus condiciones para invertir.
Se trabaja en la organización de agendas personalizadas acordes con sus necesidades, se brinda apoyo para contactar con proveedores de servicios, organizaciones gubernamentales, universidades, agentes de bienes raíces, abogados, contadores, parques industriales y epicentros.
Además, a través de la oficina de CINDE en Nueva York, se facilita contacto directo y enlaces con potenciales inversionistas de muchos países y una vez que la empresa decida instalarse en Costa Rica, CINDE brinda apoyo especializado en aspectos estratégicos dirigidos a nuevos proyectos de expansión o de promoción de diversificación de productos.

En resumen, ¿por qué es atractiva Costa Rica para implantarse en ese país?
Costa Rica es una de las 20 democracias más fuertes del mundo, no tiene ejército, y cuenta con una amplia trayectoria de respeto a los derechos humanos, las leyes y la Constitución. Tiene, además, una larga historia de estabilidad y crecimiento económico.
En un mundo que tiende a la inestabilidad, Costa Rica es, sin duda, un socio confiable para hacer negocios y estimular el bienestar de la gente. Además de que tenemos valores como la sostenibilidad ambiental y respeto a los derechos humanos, que impactan transversalmente todo lo que hacemos como país.

¿Es el turismo un sector que goza cada vez más de un mayor dinamismo? ¿Es representativo su peso actual en el PIB del país?
Claro que sí. El turismo representa al menos un 8,2% del PIB, sumando aportes directos e indirectos. Esto lo constituye como una de nuestras principales industrias, y genera empleo y bienestar alrededor de todo el país. Dichosamente es una industria limpia, eso tiene que ver mucho con el reconocimiento del país en sus valores como la paz, la democracia, la sostenibilidad y el respeto a los derechos humanos.
Es una industria que cada vez crece más, lo que se materializa en llegadas de nuevos vuelos, sobre todo de Estados Unidos y Europa. Debido a esto, tenemos una robusta estrategia de diversificación de la oferta de destinos en el país para evitar el overcrowding, lo que quiere decir que estamos trabajando para evitar que la experiencia de los turistas se vea afectada por las grandes aglomeraciones producto del aumento de los visitantes. Esto lo estamos logrando a partir de la ampliación de nuestra oferta turística regional, lo que nos permitirá tener más opciones turísticas.
Nuestro país cuenta con una de las tasas más altas de fidelización en el mundo; alrededor del 30% de las personas que nos visitan regresan en una segunda ocasión, debido a lo extraordinario de su experiencia. A ellos y a quienes aún no conocen Costa Rica, queremos ofrecerles nuevas y mejores opciones para disfrutar y conocer.

[Sigue en la versión impresa]