Bienvenido a Sector Ejecutivo, revista de Economía y Empresas / España, Nº 258 Octubre de 2020

José Miguel Contreras, presidente de Morison ACPM

Carmen Peñalver

José Miguel Contreras es el presidente del Consejo de Administración de Morison ACPM, profesor mercantil, Master en Finanzas (ESADE) y en Derecho Tributario (ICAB) es Censor Jurado de Cuentas. En 1984 fue uno de los fundadores de Morison ACPM, una firma de servicios profesionales que desde entonces no ha dejado de crecer y a la que José Miguel Contreras ha aportado, además de su bagaje técnico, su experiencia en gestión de negocios y empresas, así como dirección de equipos humanos.
Actualmente, Morison ACPM es una de las firmas de servicios profesionales de mayor proyección en nuestro país y a nivel internacional mediante su participación en la red Morison KSI, que le permite atender a sus clientes en 88 países del mundo. La firma cuenta con oficinas en Madrid, Barcelona y muchas otras ciudades del país y el equipo está formado por más de 200 profesionales.
El equipo de Morison ACPM permite atender clientes de diversos sectores, desde empresas del IBEX hasta empresas familiares y pymes. El carácter pluridisciplinar del elenco profesional de Morison ACPM le hace estar presente en sectores clave de la economía española como la automoción, la hostelería, la industria alimentaria, la construcción, la industria, etc.

El mercado de las firmas profesionales en España es muy competitivo y maduro ¿Cuál es el valor diferencial de Morison ACPM?
Somos una firma de socios, el trato con el cliente lo lleva directamente un socio como mínimo, lo cual es una garantía para el cliente. Cuando una firma es pequeña ese procedimiento es habitual, pero cuando alcanza un volumen como el de Morison ACPM ya no es tan frecuente. En Morison ACPM disponemos de socios suficientes como para poder realizar una especialización interna propia de las grandes compañías y a la vez seguir con un trato individualizado y cercano, al que el cliente está acostumbrado desde que se puso en marcha nuestro proyecto hace 34 años.
Nuestras relaciones con las organizaciones empresariales y profesionales nos permiten conocer las necesidades de las empresas y sus cambios en el tiempo, y nuestra inclusión en una estructura profesional internacional nos permite proyectar las actividades de nuestros clientes más allá de las fronteras de nuestro país y en cualquier lugar del mundo. En esa vertiente estamos volcados en la actualidad.
Por otra parte, nuestro equipo se ajusta a las necesidades profesionales del momento siendo prioritarias para nosotros la formación y la puesta al día de nuestro personal. En nuestro Consejo de Administración, hay un miembro responsable de que exista un plan de formación y que se cumpla.

Debido a la crisis del coronavirus las perspectivas empresariales han cambiado de forma radical en dos meses ¿Qué aporta Morison ACPM a sus clientes en esta nueva realidad del mercado?
Parte de nuestros socios fundadores son profesionales que se han curtido en muchas crisis. En todas esas crisis de naturalezas y marcos económicos distintos, nuestros profesionales siempre han estado al lado del cliente dando una visión objetiva de las medidas a tomar en cada caso procurando que el “temporal” económico no se lleve por delante la empresa.
El primer efecto de ese “estar al lado del cliente” es que éste pasa de una situación de angustia a otra de mayor tranquilidad y con confianza de poder salir de la crisis.
En la crisis actual, muy diferente a otras vividas y en condiciones mucho más complicadas para poder hacer nuestro trabajo, el cliente nos ha tenido en todo momento a su lado, con el conocimiento de las medidas tomadas por la Administración y con nuestro asesoramiento de cuál es la mejor forma para su aplicación de cada caso. Eso en unos momentos de confusión en las medidas promulgadas ha sido fundamental para que las empresas puedan tener un horizonte de esperanza.

¿Cuáles son las tres acciones fundamentales que debe llevar a cabo una empresa para poder salir reforzada de la crisis en la que nos hemos adentrado?
Lo primero que debe tener la empresa es un buen sistema de información que nos proporcione los datos necesarios para su análisis y posterior toma de decisiones. En esta crisis dependemos mucho de las medidas que tome el gobierno y por tanto debemos ir creando escenarios posibles con las respuestas adecuadas a cada escenario. Lo que parecía un escenario que sería un paréntesis por el confinamiento de un mes de inactividad, se ha convertido en tres meses de confinamiento y en pronósticos de catástrofe económica.
Ventas, resultado y liquidez. Toda la estructura de la actividad de la empresa son sus ventas. Ahora las empresas tienen que evaluar cuál va a ser su cifra de negocio para que, sobre esos datos, puedan plantear qué cuenta de explotación van a obtener. Determinada esa previsión, empezarán las medidas a tomar de índole comercial financiera y laboral.