Bienvenido a Sector Ejecutivo, revista de Economía y Empresas / España, Nº 258 Octubre de 2020

Ana Argelich, presidenta y directora general de MSD en España

Juan Comas

MSD es una compañía biofarmacéutica líder mundial que proporciona medicamentos y vacunas para resolver las enfermedades que suponen un mayor desafío a nivel mundial. Tiene su sede central en Kemnilworth (Nueva Jersey, EEUU). Actualmente está a la vanguardia de la investigación para avanzar en la prevención y el tratamiento de las enfermedades que amenazan a las personas y a las comunidades de todo el mundo, incluyendo cáncer, enfermedades cardiometabólicas, enfermedades animales emergentes y enfermedades contagiosas infecciosas como el VIH y Ébola.

Desde hace 128 años el grupo biofarmacéutico proporciona medicamentos y vacunas para combatir enfermedades. ¿Cuáles son sus áreas terapéuticas principales?
Nuestras principales áreas terapéuticas son la oncología, las enfermedades infecciosas y las vacunas.
Además, somos una de las pocas compañías que sigue investigando para desarrollar nuevos antibióticos, clave para combatir uno de los grandes desafíos para la salud a nivel mundial: las resistencias a los antimicrobianos.

¿Cuáles han sido sus grandes cifras en 2019, o sea, cifra de negocios, empleados, países en que actúan, etc.?
Nuestra compañía cuenta con 71.000 empleados a nivel global. En 2019 obtuvo unos ingresos de 40.150 millones de euros e invirtió en I+D más de 8.500 millones de euros. En España, donde somos 1.390 empleados, nuestra cifra de negocio fue de 1.213 millones de euros.

MSD se instaló en España en 1968. En nuestro mercado actúan con dos Divisiones. Háblenos de ellas y de la planta de fabricación en Salamanca.
En efecto, contamos con una trayectoria consolidada, de más de medio siglo, en España.
En Salud Humana somos la tercera compañía en nuestro país, con una cuota de mercado del 5% y unas ventas de 1.074 millones de euros.
En Salud Animal somos los primeros, con una cuota de mercado del 19% y 139 millones de euros en ventas. La planta de Salamanca, dedicada a medicamentos y vacunas de uso veterinario, emplea a 290 trabajadores, se fabrican más de 90 referencias y se exportan productos a 50 países.
La fortaleza de nuestras dos divisiones en España nos refuerza en nuestra apuesta por el concepto “One Health”, una única salud, imprescindible para responder a los desafíos de salud actuales desde un concepto integral de la salud de los animales y de las personas.

Cuéntenos acerca de las prioridades estratégicas diseñadas por MSD para los próximos años. ¿Qué líneas de negocio pretenden potenciar y cómo están llevando a cabo la implementación?
Nuestro objetivo fundacional es el de salvar y mejorar la vida de las personas a través de la investigación y el desarrollo de medicamentos innovadores, vacunas y productos de salud animal.
Y a eso es a lo que nos dedicamos, centrando nuestros esfuerzos en la oncología, las enfermedades infecciosas y la prevención a través de las vacunas, atendiendo también a patologías cardiovasculares de gran prevalencia como la diabetes o las inmunológicas, como la artritis o la psoriasis.
Para el futuro, seguiremos esta línea y continuaremos esforzándonos frente al cáncer, donde todavía queda mucho por hacer; el VIH o las enfermedades respiratorias. 

El impacto del COVID-19 en la sociedad ha sido y sigue siendo muy relevante. ¿Cuál ha sido la aportación del sector farmacéutico para ayudar a resolver los problemas derivados de esta crisis?
La implicación de nuestro sector ha sido fundamental para que la sociedad pueda enfrentarse a la pandemia.
La industria biofarmacéutica ha trabajado desde el primer momento para desarrollar nuevos tratamientos efectivos y vacunas; actualmente hay más de 150 proyectos de I+D en marcha en todo el mundo. Además, se ha reforzado la actividad en las plantas de producción, garantizando que en ningún momento les faltaran sus tratamientos a los pacientes.
Por otra parte, también tenemos el compromiso de mantener el empleo. En nuestro caso, ese empleo es mayoritariamente estable, cualificado y diverso, siendo más de la mitad mujeres.

¿Y particularmente por parte de MSD a nivel global y en España?
El esfuerzo de MSD ha sido notable y hace que me sienta orgullosa de trabajar en esta compañía. Hemos mantenido y reforzado nuestra labor investigadora, y hemos firmado dos acuerdos para desarrollar potenciales vacunas contra el SARS-CoV-2 y una colaboración para el desarrollo de un antiviral. También participamos en iniciativas globales como la de la Fundación Bill y Melinda Gates frente a la COVID-19.
En paralelo, nos hemos adaptado para asegurar la continuidad del suministro de nuestros medicamentos y vacunas. Todo ello con el compromiso absoluto de cuidar de la seguridad de nuestros empleados y de dar soporte a los profesionales sanitarios en la medida en que lo necesitaran.
Además, estamos ayudando directamente a aquellos más afectados por la pandemia, destinando a nivel global más de 30 millones de dólares a planes de ayuda mundiales, nacionales y locales para combatir la COVID-19.