Bienvenido a Sector Ejecutivo, revista de Economía y Empresas / España, Nº 268 Septiembre de 2021

Laura González-Molero, presidenta de APD

María Eizaguirre

Por primera vez en sus 63 años de historia, la Asociación para el Progreso de la Dirección (APD) ha nombrado a una mujer como presidenta: Laura González-Molero. Es también consejera independiente de Bankia, Acerinox, Viscofan y Ezentis. Con más de 30 años activos en el mundo laboral a sus espaldas, es Licenciada en Farmacia y especializada en Industrial por la Universidad Complutense de Madrid, además de contar con un Master Executive MBA por IE Business School. Con ella analizamos los retos empresariales tras la crisis del coronavirus

La crisis del coronavirus ha golpeado con fuerza a las empresas... ¿Hay ya luz al final del túnel?
Esta crisis se está caracterizando por ser muy asimétrica sectorial y territorialmente hablando, así lo ratifican los datos de la actividad económica y empresarial con los ya cerrados del año 2020, y con esa misma tónica continuamos en 2021. Existen sectores duramente castigados en nuestro país que representan un porcentaje muy alto de nuestro PIB debido a nuestro modelo productivo, pero es digno de mención que están realizando un gran esfuerzo para reinventarse a través de nuevos servicios, productos…, aunque, lamentablemente, continúan con caídas de actividad en algunos casos hasta el 80% versus datos actividad pre-covid, lo que supone un gran riesgo para la recuperación de nuestra economía y el mercado laboral. Habiendo dicho eso, se empieza a ver luz al final del túnel, sobre todo por el gran empeño y compromiso del empresariado y ejecutivos de nuestro país en buscar soluciones creativas ante este nuevo entorno socio-económico que va a seguir presente durante al menos este año y está afectando y afectará a los hábitos de consumo de los ciudadanos. Ya estamos observando algunos signos de recuperación de ciertos sectores, como es, por ejemplo, el industrial, pero necesitamos un gran esfuerzo y colaboración público-privada para poder conseguir la recuperación económica y social de nuestro país.

¿Los fondos europeos serán suficientes? ¿En qué deberían invertir las empresas?
Los fondos por definición nunca son suficientes, por lo que eso no es la clave, lo importante es dedicarlos a actividades y procesos que generen riqueza sostenible, a desarrollar nuevos modelos productivos y modernizar y actualizar los actuales al nuevo entorno competitivo de nuestro país y el mundo.
Debemos invertir más en innovación, en aumentar productividad de nuestras empresas, en digitalización… para poder desarrollar modelos productivos eficientes, competitivos y sostenibles.
Tenemos un gran reto y oportunidad como país, y es el de utilizar dichos fondos de un modo eficaz y eficiente para hacer las grandes reformas pendientes en nuestro país y asegurar la viabilidad y la sostenibilidad del tejido empresarial, porque, como he dicho en más de una ocasión, “sin empresas no hay futuro”

¿Hace falta una revisión del sistema empresarial actual para dar un mayor peso a los intangibles? ¿Qué aporta valor real a las compañías?
Sin duda, debemos revisar en profundidad el sistema empresarial actual y lo estamos haciendo tanto sectorialmente como cada empresa, para poder dar respuesta a los grandes retos a los que nos enfrentamos. Ahora estamos incorporando criterios ESG a nuestra estrategia y gestión, porque el mundo ha cambiado y en ocasiones seguimos actuando con criterios y herramientas que fueron muy eficaces en el siglo XX, pero que ya no funcionan en el siglo XXI, los ciudadanos, los trabajadores, los consumidores… demandan empresas diferentes donde se sientan identificados y compartan valores y principios como el de preservación del medio ambiente, diversidad, inclusión, flexibilidad…

Su último gran reto ha llegado con la presidencia de APD, la primera mujer... ¿Cuándo se fundó APD, dónde y quiénes fueron sus impulsores?
Presidir APD es sin duda un gran reto que asumí con gran honor en junio de 2019, con el firme compromiso de servir fielmente a esta prestigiosa y notable asociación.
APD nació hace más de 60 años, como una entidad privada e independiente, sin ánimo de lucro, de formación, información, orientación y de networking de directivos, siendo su principal objetivo el promover el intercambio de ideas, conocimientos y experiencias entre los directivos y empresarios de nuestro país. Los primeros pasos de APD se fraguaron bajo la inspiración del AMA (American Management Association), bajo la presidencia de Enrique García Ramal desde su constitución en 1956 y de su director general Bernardino Herrero Nieto, con el objetivo de profesionalizar la dirección de las empresas y ofrecer un foro para la difusión de ideas y técnicas de gestión empresarial.