Bienvenido a Sector Ejecutivo, revista de Economía y Empresas / España, Nº 268 Septiembre de 2021

Javier González Pareja, presidente del Grupo Bosch para España y Portugal

Juan Comas

El Grupo Bosch emplea a unas 395.000 personas en todo el mundo, de las cuales 73.000 trabajan en I+D. Tienen aproximadamente 440 filiales y empresas regionales en 60 países distintos. Además, la compañía generó, en 2020, unas ventas de 71.500 millones de euros. Es también una de las empresas con mayor número de patentes registradas a nivel mundial y están en el Top 10 mundial en cuanto a reputación empresarial.

¿Cuáles son sus grandes líneas de negocio, productos/servicios?
Nuestras operaciones se agrupan en cuatro áreas empresariales: Mobility Solutions -la mayor con el 59% de las ventas– integra todas las soluciones referentes a la movilidad; Industrial Technology, engloba las actividades industriales; Consumer Goods, bienes de consumo dirigidos al consumidor; y Energy and Building Technology, con soluciones para edificación y eficiencia energética. Queremos ser líderes en AIoT: es decir la combinación entre la inteligencia artificial y el Internet de las Cosas, ofreciendo soluciones innovadoras para smart homes, Industria 4.0 y movilidad conectada, entre otras áreas.

Están en España desde 1908. Háblenos de las ventas, empleados, inversiones, número de plantas, almacenes, etc.
Actualmente, Bosch tiene aproximadamente 8.600 empleados en España repartidos en unas 20 localizaciones. Todas las áreas empresariales están representadas, mientras que la presencia industrial está centrada en el área de automoción y electrodomésticos. En 2020, alcanzamos unas ventas de más de 2.200 millones de euros, con una inversión de 60 millones de euros.

No es baladí que una empresa que factura a nivel global más de 70 mil millones de euros destine cerca del 10% a inversiones en I+D+i, siendo tanto en Alemania como en España la empresa que más patentes solicita. ¿Cuáles son las principales líneas de desarrollo de toda esa inversión y para qué sectores?
Uno de los principales campos de inversión es el AIoT. El objetivo estratégico de Bosch es facilitar la vida conectada con productos y soluciones que contengan inteligencia artificial o que se hayan desarrollado o fabricado con su ayuda. Por otro lado, la sostenibilidad es otra área fundamental y, por eso, hemos sido una de las primeras grandes empresas industriales en alcanzar la neutralidad en carbono. Nuestro objetivo es mejorar la calidad de vida en todo el mundo con productos y servicios innovadores que generan entusiasmo. Como dice nuestro eslogan, tecnología que sea "Innovación para tu vida".

Bosch trabaja en nuevas soluciones para el sector del automóvil que pasan por la electrificación de los vehículos y la conducción autónoma, habiendo hecho recientemente alguna adquisición en este sentido. ¿Concretamente, cómo lo están haciendo y con qué objetivos?
Bosch persigue la visión de una movilidad sostenible, segura y que entusiasme.
En el camino hacia la movilidad sostenible, donde apostamos por la neutralidad tecnológica, hemos invertido 5.000 millones de euros en propulsión eléctrica y este año invertiremos otros 700 millones. Recientemente, Bosch ha creado una empresa conjunta con la compañía china Qingling Motor Group para producir propulsiones de pila de combustible.
Respecto a la conducción autónoma, tenemos diferentes proyectos en marcha. Junto con Mercedes-Benz hay un proyecto piloto para un servicio de transporte de viajeros automatizado en California. Además, hemos conseguido la primera certificación en Alemania de conducción automatizada SAE Nivel 4 con la primera solución real del mundo basada en infraestructura para el aparcamiento totalmente automatizado. Tenemos dos proyectos en Stuttgart, en el aeropuerto y en el Museo Mercedes.

¿Qué significa para Bosch el Internet de las Cosas? ¿Qué cambios podemos esperar con la llegada de la tecnología 5G? ¿Realmente hablamos de una revolución?
En Bosch combinamos la inteligencia artificial con el IoT, AIoT, para crear soluciones inteligentes y sostenibles. Bosch quiere usar la AI para evaluar datos relacionados con el uso de sus productos y, así, crear nuevas funciones y servicios para los clientes a través de las actualizaciones de software adecuadas.
Por otro lado, el 5G fortalece nuestra competitividad y nos permite aprovechar aún más el potencial de la Industria 4.0., la revolución industrial de este siglo. Por eso, iremos aplicándolo poco a poco en todas nuestras plantas. También estamos desarrollando productos con capacidad 5G y lanzando nuestras primeras soluciones para uso industrial. En este contexto, el 5G es un trampolín para la innovación, una tecnología que cambiará el mercado. Además, avanza no sólo en la industria manufacturera, sino también en la atención médica, la movilidad y el desarrollo urbano, entre otros.