Bienvenido a Sector Ejecutivo, revista de Economía y Empresas / España, Nº 268 Septiembre de 2021

Javier Ruiz Villabrille, Country Manager Spain de Flossbach von Storch

Paloma Serrano

Flossbach von Storch fue fundada hace más de 20 años por Bert Flossbach y Kurt von Storch. Bert y Kurt se conocían desde los tiempos de la universidad. Tras los estudios, ambos siguieron sus carreras en el sector de la gestión hasta coincidir en la unidad de gestión de patrimonios de un gran banco americano. Allí fue donde decidieron que se podía gestionar de otra manera y se embarcaron en el proyecto de crear desde cero una gestora especializada en grandes patrimonios. Poco a poco fueron creciendo hasta que, en 2008, decidieron poner su filosofía de inversión al alcance de todos creando una gama de fondos multiactivos. “La claridad de la propuesta y los buenos resultados nos han ayudado a crecer hasta los más de 70.000 millones de euros que gestionamos en la actualidad. Este volumen nos sitúa como una de las mayores gestoras independientes de Europa continental. El accionariado sigue estando mayoritariamente en manos de los fundadores y el resto está en manos de empleados”, nos dice Javier Ruiz Villabrille, Country Manager para España de la compañía.

Según el informe “Broadridge’s Fund Brand 50”, elaborado por Broadridge Financial Solutions y que es referencia en toda Europa a la hora de clasificar la imagen de marca de las principales gestoras de fondos, este 2021 Flossbach von Storch ha escalado once puestos, situándose en la sexta posición del ranking. ¿Cuáles han sido las palancas para este importante salto?
Yo diría que la clave es una propuesta clara y un discurso coherente. Nuestra independencia hace que todo lo que hacemos esté orientado a cumplir con el compromiso que adquirimos con nuestros inversores. Y el compromiso es simple: cuidar del patrimonio que nos es confiado. Para ello aplicamos buenas dosis de sentido común. En este sector, demasiado a menudo, las propuestas se basan en conceptos que tienen más que ver con el marketing que con la inversión. Nosotros no tenemos una bola de cristal, por eso aplicamos unos principios sencillos, diversificar en empresas de calidad, generadoras de cash-flow y con balances sólidos. Y, siempre, siempre, siempre, razonar en términos de rentabilidad riesgo, ¿tenemos una expectativa de rentabilidad que nos compensa por el riesgo que asumimos? Puro sentido común que nos evita cometer demasiados errores.

¿Desde cuándo en España? ¿Qué equipo humano forma la gestora aquí y qué volumen gestionado tienen actualmente?
En España somos un equipo de cuatro personas, muy bien secundado por los equipos de apoyo de Colonia y Luxemburgo. Una estructura ligera dedicada al 100% a dar el mejor servicio a nuestros inversores. Desde que iniciamos la actividad hace algo menos de 5 años hemos experimentado un crecimiento muy notable, pero, sobre todo, nuestra misión es explicar a la gente lo que hacemos y cómo lo hacemos. Es la única manera de generar la confianza necesaria para construir relaciones a largo plazo que, en todo en la vida, pero más aún en el mundo de la inversión, es lo fundamental.

La piedra angular de su gama de productos son las estrategias multiactivo. Háblenos de las que comercializan es España.
No es extraño, ¿sí? En origen somos una gestora de patrimonios y cuando uno gestiona patrimonios debe combinar todas las clases de activos a su alcance, aprovechar las oportunidades que ofrecen cada una de ellas ajustándose al perfil de riesgo de cada inversor. Por ello, nuestra gama ofrece soluciones para todo tipo de inversores, desde el que pierde el sueño con más facilidad, con el FvS Multi Asset Defensive, hasta el que dispone de tiempo para dejar madurar la inversión con nuestro buque insignia, el FvS Multiple Opportunities II. Esta última estrategia se lanzó en origen para gestionar el patrimonio de los fundadores de la gestora y de hecho, Bert Flossbach sigue siendo a día de hoy el gestor principal.