Bienvenido a Sector Ejecutivo, revista de Economía y Empresas / España, Nº 279 Septiembre de 2022

Pedro Domínguez, CEO de Grupo Empresarial Palacios Alimentación

Antonio Blanco

En 1960 se apertura la carnicería “Palacios” en Albelda de Iregua (La Rioja). En 1983 comienza su andadura Embutidos Palacios, con 7 empleados y desde entonces hasta la fecha no ha parado su desarrollo industrial, que abarca desde los productos cárnicos hasta las pizzas y tortillas, platos congelados y pastelería congelada, con más de 1.200 empleados, 11 plantas productivas en España, una en Reino Unido y una en Estados Unidos.

Su cartera tiene diferentes líneas de productos y varias marcas de referencia. ¿Qué productos son los más demandados y qué marcas es la líder?
La marca Palacios es líder destacado en Chorizo, tortilla y migas. En pizzas somos los segundos del mercado y en pastelería somos también líderes y la marca más reconocida es San Martin en Retail y Granderroble en Hostelería.

Cuentan con 11 plantas productivas distribuidas por España, otra en el Reino Unido y otra en Estados Unidos. ¿Qué cometido tiene cada una de ellas?
Las 11 plantas en España están en las siguientes ubicaciones y productos: en Albelda de Iregua (La Rioja): dos plantas de embutido, dos de pizzas, una de pastelería y otra de productos Plant based. En Mudrian (Segovia): una planta de tortillas y otra de pizzas. En Buñuel (Navarra): una planta de tortillas. En Quintes (Asturias): una planta de pastelería. En San Quirze del Vallès (Cataluña): una planta de pastelería.
En Estados Unidos contamos con otra planta de embutido en Miami (Florida), y acabamos de adquirir en octubre del pasado año 2021, una planta de pastelería en UK de postres de alta calidad, con tres plantas, que cuenta con una plantilla de más de 150 empleados.

Las personas son el activo más importante de las compañías modernas, ¿Cómo ha gestionado Palacios a los más de 1.200 empleados durante el COVID en lo que se refiere a la seguridad de las personas y teletrabajo? ¿Cómo prevé será la postpandemia en estas cuestiones?
Durante la pandemia hemos tenido como prioridad absoluta la seguridad de las personas; por ello, se han articulado diferentes medidas para minimizar el riesgo de contagio, tales como el teletrabajo (el personal ha ido rotando y de media no se ha superado el 20% de asistencia a la oficina), el uso de mascarillas, la obligatoriedad de guardar la distancia personal, la limitación de aforo en las diferentes salas de trabajo y la desinfección diaria y constante de todos los lugares de trabajo.
En la postpandemia se seguirán las medidas que las autoridades competentes recomienden y además se mantendrá una parte de horas de teletrabajo, ya que ha quedado demostrado que el rendimiento del personal en esta modalidad ha sido realmente satisfactorio y permitirá una mejor conciliación de la vida laboral y personal.

¿Cómo ve usted la previsión y situación del Gran Consumo después del COVID-19, de cara a los 2/3 próximos años? ¿Y cuál es su relación con la subida de costes de las materias primas, Food Service/Retail, etc.?
España ha cerrado 2021 con un crecimiento del PIB del 5% y la previsión del FMI para 2022 es del 5.7%. Estas cifras son muy positivas y vamos a crecer por tanto por encima del resto de las economías de la UE. Este crecimiento no se reflejará de una forma directa en el gran consumo, ya que durante la pandemia el sector de alimentación creció por el cambio de hábitos y ahora tenderá a una estabilización. Dependerá de la categoría de producto. Unas crecerán más y otras podrían decrecer.
Respecto al encarecimiento está siendo de materias primas, de energía, logística, embalajes, salarios, etc. La subida es muy potente, generalizada y ha provocado una tormenta perfecta que va a influir claramente en subidas de precios al consumidor. Estas subidas se reflejarán posteriormente en una recesión en el consumo de todos los sectores en general. En el caso del alimentario, debido a que el consumidor tiene que seguir alimentándose, se notará no tanto una recesión en volumen, sino en valor, es decir, el consumidor mirará otra vez los productos más económicos y es previsible que, por tanto, crezca aún más la marca blanca; así como una recesión en el Food Service, ya que es el primero en notar las crisis.

A las palancas tradicionales del gran consumo, salud, placer y convinience, se ha sumado con fuerza la de sostenibilidad. ¿Cómo afronta Palacios este nuevo reto tan complicado?
En Palacios nos tomamos realmente en serio la sostenibilidad. Los departamentos de Calidad, I+D y Marketing están en constante investigación de nuevos materiales para reducir el consumo e impacto medioambiental del plástico. Ya hemos realizado avances, pero queda un largo camino de mejora, ya que dependemos del avance tecnológico de nuestros proveedores a los que constantemente les demandamos mejoras en este sentido. Por otra parte, llevamos años reduciendo el consumo de agua y aumentando el reciclaje de todos nuestros productos y consumos.