Bienvenido a Sector Ejecutivo, revista de Economía y Empresas / España, Nº 295 Febrero de 2024

Juan Carlos Suárez-Quiñones, consejero de Medio Ambiente, Vivienda y Ordenación del Territorio de Castilla y León

José Luis Guerrero

El leonés Juan Carlos Suárez-Quiñones, juez de profesión, lleva en la política autonómica desde 2015 y afronta su tercera legislatura como miembro del Consejo de Gobierno del Ejecutivo de Castilla y León con una gestión muy activa debido, en gran parte, a la gravedad de los incendios registrados en el verano de 2022, y contando con grandes logros como el impulso a importantes proyectos de energía renovable en la Comunidad.
Este consejero se afana en el objetivo de generar una oferta de suelo urbanizado de calidad que permita responder a la necesidad de implantación de nuevas empresas, a promover el desarrollo sostenible de la Comunidad, a aprovechar las sinergias de su localización para generar flujos y transacciones económicas, a captar inversiones extraterritoriales, y, en suma, a crear empleo estable y de calidad, para el aumento de la calidad de vida de nuestra Comunidad

¿La gravedad de los incendios sufridos en 2022 ha puesto de manifiesto la necesidad de realizar mayores inversiones en el cuidado de los montes?
Los incendios de este verano no sólo han puesto de manifiesto la necesidad de más presupuesto para el mundo rural en general y para el medio ambiente en particular, sino la necesidad de gestionar el territorio, gestionar los paisajes, y eso requiere inversiones públicas, pero también el fomento de los aprovechamientos forestales y agrarios. Además, la sociedad debe ser consciente de la necesidad de reequilibrar nuestro territorio y de conseguir paisajes que sean resilientes. Necesitamos inversión pública para prestar un servicio básico como es la extinción de incendios forestales, pero también para lograr que el sector forestal, reconocido como estratégico en esta Comunidad, sea cada vez más rentable y contribuya a generar actividad económica en nuestros pueblos, que es una de las claves de la lucha contra la despoblación.

¿Se van a dedicar más recursos a la gestión y ordenación de los montes?
Durante el verano del pasado año estuvimos negociando con los representantes de trabajadores y los empresarios, en el marco del Diálogo Social de Castilla y León, para acordar medidas que permitieran reforzar el Operativo de Prevención y Extinción de Incendios Forestales de la Comunidad. Algo que era una prioridad en la nueva legislatura iniciada en 2022. En septiembre de 2022 alcanzamos un valioso acuerdo por el que la Junta de Castilla y León se compromete a duplicar en lo que resta de legislatura el presupuesto que destina a la lucha contra incendios forestales, que se reparte aproximadamente a partes iguales entre las labores de prevención y de extinción. El incremento del presupuesto anual consolidado de la Consejería de Medio Ambiente, Vivienda y Ordenación del Territorio para estas materias será de 65 millones de euros para finalizar la legislatura en los 130 millones de euros. Y, efectivamente, parte de ese esfuerzo lo dedicaremos a más recursos económicos, humanos y técnicos a la planificación y a la gestión forestal.

Supongo que están diseñando ya el plan antiincendios para el próximo verano ¿Me puede adelantar algunas líneas de este plan de lucha contra los incendios?
Desde el pasado verano estamos trabajando en las mejoras de nuestro Operativo de lucha contra los incendios forestales, y en este mes aprobaremos un Decreto-ley de medidas urgentes que incluirá la aprobación de un nuevo Plan Anual de Vigilancia, Prevención y Extinción de Incendios. Pero, además, estamos trabajando con las Administraciones locales, con las diputaciones y ayuntamientos de la Comunidad, para reforzar sus propios servicios de extinción, prevención y salvamento, es decir, los parques comarcales de bomberos, para lo que la Junta aprobó una normativa en el año 2021 y les va a entregar a Diputaciones y Ayuntamientos ayudas por importe de unos 45 millones de euros, de los cuales estamos a punto de resolver una convocatoria de ayudas que elevará el traslado ya de 37 millones de euros.

La biomasa se revela como una fuente de energía que tiene como ventaja añadida la posibilidad de limpiar y ordenar los montes por cuanto es la madera de los árboles el elemento utilizado para la combustión. Dada la extensión de Castilla y León esta Comunidad debiera ser una potencia en biomasa ¿No lo cree usted así?
Una de las prioridades de la Junta es impulsar la utilización de la biomasa forestal, que contribuye a la descarbonización de la economía, a la defensa de los bosques y a la creación de empleo en el medio rural, base de la lucha contra la despoblación. Esta Comunidad ya es pionera y referente en gestión de la biomasa desde hace más de 15 años. Fuimos pioneros en la instalación de plantas de fabricación de pellet en España y también en su consumo. La Junta participa en dos plantas de producción de energía eléctrica con biomasa y es líder en la instalación de centrales públicas de calefacción comunitaria por biomasa. Pasaremos en esta legislatura de 12 redes de calor con 40 kms. de red a 25 redes con 180 kms. de red, lo que nos permitirá pasar de 65 MW de potencia de generación a 215 MW. Y lo que es muy importante, incrementaremos de forma muy relevante la recogida de biomasa de nuestros montes colaborando en reducir el combustible de los incendios forestales.