Bienvenido a Sector Ejecutivo, revista de Economía y Empresas / España, Nº 297 Abril de 2024

José Manuel Cidad Castrillo, presidente de Grupo SM

Juan Comas

El modelo empresarial de SM responde directamente a su propósito.
“Lo habitual en las empresas es que sean estas quienes constituyan una fundación. En nuestro caso es al contrario. La fundación SM es propietaria de Ediciones SM”, explica el presidente del Grupo, José Manuel Cidad Castrillo.
Y añade: “Así, la Fundación SM somos una institución educativa sin ánimo de lucro y trabajamos para que, a través de la educación y la cultura, ninguna niña ni ningún niño se quede atrás. Desarrollando iniciativas para la mejora de la equidad y calidad educativa. Con 45 años de experiencia y presente en diez países de Iberoamérica”.
Continúa diciendo: “Destinamos los beneficios derivados de la actividad empresarial de SM a programas que buscan ‘educar en el bien común para un mundo mejor’, que es nuestro propósito. Por eso, planteamos un modelo empresarial que se explique de forma directa desde nuestro propósito. Y que es fuente de motivación para todos los profesionales que trabajamos en SM”.

SM se encuentra en varios países, con una destacada presencia también en Latam. Facilítenos algunos datos sobre su presencia en el mundo.
SM está presente en muchos lugares del mundo a través de tres modelos: por un lado, estamos presentes en 7 países con sede propia y acción comercial directa. Por otro, mantenemos nuestra actividad comercial y nuestra marca en varios países latinoamericanos a través de alianzas estratégicas con empresas locales. Y, por último, impulsamos un plan de crecimiento internacional a través de exportaciones con un enorme potencial de crecimiento. Actualmente nuestros productos están presentes en más de 100 países y el objetivo es aumentar dicha presencia e intensidad comercial.

¿Cuáles son las principales alianzas que tiene la Fundación SM? ¿Cuál es la misión que tiene cada una de ellas?
Nuestro origen está en la escuela. Creemos firmemente que la educación es la mejor herramienta para transformar y mejorar la vida de las personas, pero los problemas actuales son de enorme complejidad y nadie puede abordarlos solo, por eso buscamos alianzas con quienes comparten esta misma convicción y visión.
Ahora mismo, una alianza significativa es la que mantenemos con la UNESCO. Tras elaborar su último informe, Los futuros de la educación, la UNESCO nos propuso trabajar juntos para difundir el contenido de su informe entre los docentes de habla hispana y poner en práctica sus claves en el aula a través del movimiento Reimaginar juntos los futuros.
Formamos parte de la Alianza del Alto comisionado contra la pobreza infantil del gobierno de España. Y mantenemos acuerdos con muchas otras fundaciones, con redes de colegios e instituciones educativas.

Háblenos de las colecciones de literatura infantil y juvenil más significativas.
Para nosotros la literatura infantil y juvenil es muy identitaria, y como tal, un ámbito de actividad fundamental para SM. Nuestras colecciones nacen con el propósito de ayudar a nuestros lectores a comprender, a posicionarse y desarrollar pensamiento crítico, y a participar activamente en la construcción de la sociedad. Y, por supuesto, a divertirse y disfrutar leyendo. Sabemos que la lectura es clave para el aprendizaje y para el crecimiento integral.
Nuestra colección más emblemática es El Barco de Vapor, con casi 50 años de vida, 550 títulos vivos y unos 20 millones de ejemplares vendidos. Garantía de calidad literaria y con los mejores autores a nivel mundial. Otras, como Los Futbolísimos, un auténtico fenómeno de ventas que ha conseguido hacer lectores a miles de niños en los últimos diez años.
También entre los más pequeños son muy conocidas las series de El pollo Pepe, o los libros de nuestro Antón Piñón.

¿Qué importancia tienen los editores en este tipo de negocio?
Su papel es crítico, tanto en literatura como en materiales educativos. Son los responsables de plasmar en nuestro catálogo todos los valores y atributos que caracterizan nuestra manera de entender la educación. Esta mirada es nuestra gran fortaleza diferencial que recogemos en nuestro proyecto educativo. Esto lo cuidamos especialmente y por eso tratamos de que estos perfiles tengan experiencia en el mundo educativo.
Estamos muy pegados a la realidad, a las necesidades que surgen en cada momento y a las diferentes realidades de niños, docentes, familias… pero siempre fieles a nuestra línea editorial y proyecto educativo. Los garantes de esta misión son nuestros editores.
Nos sentimos muy orgullosos de ellos y es de justicia reconocer el valor y la complejidad de su trabajo, sometidos a la locura de los plazos de tiempo, la falta de información oficial para dar respuesta a los currículum, el volumen ingente de materiales dada la diversidad autonómica…
Nuestro claim corporativo dice Juntos cuidamos la educación… y desde luego, ellos tienen un papel protagonista en el cumplimiento de esta declaración.

[Sigue en la versión impresa]