Bienvenido a Sector Ejecutivo, revista de Economía y Empresas / España, Nº 299 Junio de 2024

Gil Gidron, presidente de la Cámara de Comercio España Israel y presidente de Cardumen Capital

Manuel de los Santos

La Cámara de Comercio España Israel promueve la cooperación en investigación, desarrollo e innovación entre ambos países. Colabora activamente desarrollando oportunidades de negocio, proyectos tecnológicos e inversiones entre empresas, instituciones y organismos españoles e israelíes. Es un punto de encuentro dinámico y un canal de comunicación activo. Ofrece sus servicios de forma personalizada, atendiendo las necesidades específicas de cada uno, aprovechando el apoyo de socios expertos en los distintos ámbitos.

¿Cuáles son los principales puntos fuertes de la economía de Israel?
Los principales puntos fuertes son la tecnología y la innovación. Es un ecosistema maduro, el más importante del mundo en tecnología después de Silicon Valley. Para que nos hagamos una idea, Israel es económicamente la quinta parte de España, pero la renta per cápita es mucho más alta. La mitad de sus exportaciones son tecnología y es el país que más invierte en I+D del mundo.
Se trata de una economía especialmente eficaz y competitiva, con un altísimo grado de desarrollo tecnológico. La lista de avances científicos protagonizados por israelíes es larga y fructífera, destacando en sectores como las telecomunicaciones, la aviación, internet, la biomedicina, la química, la defensa o la seguridad, la agricultura, entre otros. De hecho, la tecnología israelí está integrada en todo tipo de dispositivos que empleamos a diario. En Israel se han inventado patentes como el programa que controla el acceso de los ordenadores a internet (el firewall o cortafuegos), el USB, el programa de compresión ZIP, el buzón de voz, la cámara para colonoscopias, el riego por goteo, etc. El país despierta un enorme interés entre los inversores en tecnología de todo el mundo.

¿Cuántas startups se crean en Israel al año? ¿Qué porcentaje se transforman en unicornios?
El porcentaje es altísimo, en términos relativos. Israel es un caldo de cultivo de startups, de las que surgen unicornios, que a su vez generan nuevas startups. Israel cuenta con diez unicornios por cada millón de habitantes. Actualmente hay casi 100 unicornios en Israel. Unas 46 de ellas ya han dado lugar a una nueva generación de 207 startups, es decir, empleados de estos unicornios que se marcharon para crear su propia empresa.
En este sentido, Israel es el tercer país con más empresas que cotizan en el Nasdaq en Estados Unidos.

¿A qué se debe el éxito del ecosistema empresarial israelí? ¿Qué importancia tiene el alto número de ingenieros y científicos por habitante?
El éxito se debe a su firme apuesta por la tecnología y la innovación. Hay 400 multinacionales en Israel haciendo innovación. Entre ellas están Apple Intel, Microsoft y un largo etcétera. El país invierte el 5,4% de su PIB en I+D frente al objetivo del 3% de Europa o el 1,4% de España. Israel también atrae inversión del sector privado a nivel internacional. En 2021, por ejemplo, el sector del capital riesgo de Israel invirtió 25.000 millones de dólares, y se desinvirtieron 22.000 millones. Esta cifra es asombrosa: si la comparamos con España, por ejemplo, en donde se invirtieron alrededor de 3.000 o 4.000 millones, podemos hacernos una idea del porqué del éxito del ecosistema israelí. Lo interesante es que en Israel se invierten por habitante casi 3.000 euros y en España creo que estamos en menos de 200 euros, aproximadamente. Este ecosistema ha ido creciendo sobre todo en cuanto a la financiación. En el mundo de la innovación lo que no se financia no existe. Esta inversión fue el año pasado la cuarta parte de lo que se invirtió en Silicon Valley
En este sentido, en los años 90, Israel puso en marcha una ley de I+D vanguardista que, entre otros, se basaba en la creación de La Oficina del Jefe Científico, una agencia de innovación público-privada en contacto directo con el primer ministro que encarrilaba y aceleraba el paso de la invención al posicionamiento del producto en el mercado, y que ha sido uno de las bases del éxito tecnológico israelí.
Hoy en día la renta per cápita de Israel se sitúa por encima de los 52.000 dólares, cuando hace diez años era la mitad y estaba al mismo nivel que España en la actualidad (en torno a 30.000 dólares), a pesar de que Israel es un país pequeño, con una quinta parte de los habitantes que hay en España y un tercio de nuestro PIB.
Israel tiene universidades y centros tecnológicos de primer nivel internacional. Es el primer país en número de ingenieros y técnicos por 10.000 habitantes. El capital humano es fundamental en el desarrollo de la economía y de la innovación del país.

¿Qué peso tiene la tecnología en la economía del país?
En Israel, la tecnología supone el 15% del empleo, el 20% del PIB y más de la mitad de las exportaciones de Israel.