Bienvenido a Sector Ejecutivo, revista de Economía y Empresas / España, Nº 299 Junio de 2024

Rocío García Alcántara, alcaldesa de Alcobendas

Carmen Peñalver

Alcobendas era un pequeño núcleo rural a comienzos del siglo XX. En 1940 su población era de apenas 1.985 habitantes. Fue a partir de 1955 cuando se produjo un gran crecimiento poblacional favorecido por el gran flujo migratorio a Madrid. En 1960 creció a 3.748 vecinos y en 1970 el censo superó por vez primera los 25.000 habitantes. Actualmente cuenta con 119.416 ciudadanos.
El gran desarrollo que se inició en Madrid también favoreció el asentamiento de industrias en los municipios próximos y Alcobendas, debido a sus grandes ventajas, no pasó desapercibido y llegaron industrias químicas, farmacéuticas, de transformación y artes gráficas, entre otras. Primero de manera desordenada y desde 1984, ya con planes generales de ordenación urbana. Después vendría la gran expansión empresarial en el Arroyo de la Vega en el cambio de siglo y la pérdida de peso del sector industrial en favor del sector servicios, las oficinas y el comercio.

¿Por qué está Alcobendas sistemáticamente entre los municipios con mayor nivel en calidad de vida, renta per cápita, etc. de España?
Según los datos recientes de renta publicados por la Agencia Tributaria, Alcobendas figura como la quinta ciudad con mayor renta de España, con algo más de 58.000 euros, siendo la tercera localidad de la Comunidad de Madrid. Tradicionalmente esta posición privilegiada se ha debido a que una de sus urbanizaciones es La Moraleja, que tiene residentes con rentas muy elevadas, pero, evidentemente, debo subrayar que la tasa de paro en Alcobendas es muy baja, se sitúa en el 6%, y que Alcobendas posee un tejido económico con más de 16.000 empresas, muchas de ellas grandes multinacionales. Somos la tercera ciudad con mayor facturación empresarial de España (por detrás de Madrid y Barcelona sólo), segunda ciudad española en facturación de multinacionales (delante sólo Madrid capital) y todo ello se traduce en ese gran nivel de renta de nuestros vecinos.

Sobre la implantación de la actividad empresarial y comercio en general, ¿se puede decir que, a nivel nacional, es uno de los municipios punto de referencia para otros?
Como comento, Alcobendas tiene un rico tejido económico con más de 16.000 empresas y mi objetivo es recuperar el dinamismo de esta ciudad, lastrado por la parálisis de un gobierno ineficaz durante estos últimos cuatro años. Y, sinceramente, creo que, en apenas unos meses, ya lo estamos logrando firmemente. La ciudad tiene una cifra récord de afiliados a la Seguridad Social, con 125.517 personas, más elevada que la cifra de empadronados y por supuesto que la población activa, que asciende a 64.000 personas. Y en apenas medio año, se han creado más de 4.000 empleos y se han instalado 450 empresas. Son cifras que reflejan claramente que seamos un referente a nivel empresarial en España.

Díganos el número de empresas que hay implantadas actualmente en este municipio y de qué sectores de actividad.
Para mí es un orgullo ser alcaldesa de una ciudad con más de 16.000 empresas, con más de 500 que tienen la consideración de grandes multinacionales. Y 13 de ellas tienen ingresos superiores a los 1.000 millones de euros anuales. Además, Alcobendas tiene registradas 7.300 personas como autónomos o trabajadores por cuenta propia.
En cuanto a sectores, contamos con grandes empresas de tecnología o de la nueva economía, como Indra, Digi, Canon o Telvent; compañías farmacéuticas como Pfizer, Lilly o Italfármaco; firmas automovilísticas como Renault, Mercedes o Toyota; en el ámbito bancario, acogemos a Bankinter; en el deportivo, a Decathlon; y en el comercial, contamos con la sede de Carrefour o Leroy Merlin. Mi apuesta es continuar impulsando la llegada de nuevas empresas, de la mano de la Oficina de Atracción de inversiones, Alcobendas Hub.

Alcobendas destaca por su moderada presión fiscal. Háblenos de ello.
Somos la ciudad de más de 100.000 habitantes de Madrid con la menor presión fiscal, muy atractiva para las empresas en impuestos como el IBI, en el mínimo legal, el IAE y otras bonificaciones fiscales. Hace apenas un mes, hemos aprobado dos modificaciones en las Ordenanzas Fiscales que disminuyen la presión fiscal sobre los contribuyentes, especialmente interesante en un contexto económico de una elevada inflación. Según nuestros cálculos, la rebaja en el llamado impuesto de plusvalía supondrá un ahorro de más de tres millones de euros a los vecinos durante este mandato.

¿Qué otros beneficios tiene el municipio que atraigan las inversiones de empresas?
Mi objetivo es que Alcobendas vuelva a ser la locomotora económica de la zona norte metropolitana y de toda la Comunidad de Madrid. Una locomotora que atraiga a nuevas empresas con grandes atractivos para ellas: una ciudad estable, bien gestionada y dinámica; una baja presión fiscal, con bonificaciones e impuestos bajos para atraer nuevas inversiones; suelo a precios muy atractivos en seis parques empresariales, dos polígonos industriales y nuevos desarrollos urbanísticos en proyecto; un ecosistema empresarial con más de 16.000 empresas e importantes sinergias; el apoyo que brinda a todo nuevo proyecto la Oficina de Atracción de Inversiones Alcobendas Hub; y excelentes condiciones para un gran nivel de vida gracias a una amplia oferta de vivienda, educativa, cultura, de ocio y deportiva.