Bienvenido a Sector Ejecutivo, revista de Economía y Empresas / España, Nº 223 Julio-Agosto de 2017

Enrique Servando Sánchez, consejero delegado de CEOSA

Juan Comas

Enrique Servando Sánchez es el consejero delegado de una empresa en la que el 8% de la plantilla es discapacitada, donde la gestión de la misma es 100% transparente y cuya actividad abarca varios sectores. Muchos de los que se mueven en el mundo de los negocios quisieran ser los líderes de una compañía como ésta, pero lo que casi nadie se imagina es que hablamos de Corporación Empresarial Once. Este grupo nació a mediados de los años 90 con el objetivo de gestionar empresas rentables y que contribuyeran a la inserción laboral de personas ciegas o con otras discapacidades, y viendo los resultados durante sus años de actividad, es evidente que la compañía va por el buen camino.

Háblenos del principal activo de sus empresas, o sea, sus trabajadores e indíquenos que entienden ustedes por Rentabilidad Social.Contamos con un total de 20.000 trabajadores y de ellos el 8% aproximadamente son personas discapacitadas. La transparencia absoluta con la que actúan todas nuestras empresas es otra de nuestras grandes virtudes. Actuamos como si estuvieran en Bolsa, porque una empresa como la Once no puede permitirse actuar con dinero negro, ni tener deudas con trabajadores, ni con la Seguridad Social. Estos requisitos son sello de la casa y siempre los vamos a mantener; además nuestros trabajadores lo saben y lo valoran porque sienten que pertenecen a una empresa de la que se pueden fiar. Hay empresas que apuestan por Responsabilidad Social porque es muy importante ponerlo en su memoria de presentación; nosotros, sin embargo, tenemos unas señas de identidad que nos obligan a trabajar siguiendo estas normas. En CEOSA la formación, los planes de carrera para los trabajadores y sobre todo para los discapacitados, el respeto de la conciliación familiar y laboral y la igualdad son aspectos fundamentales.