Bienvenido a Sector Ejecutivo, revista de Economía y Empresas / España, Nº 222 Junio de 2017

Alfredo Vila, director general de Citroën España

Juan Comas

Citroën se ha reinventado en los últimos años. Alfredo Vila, el director general de la compañía en España, así lo reconoce y apunta que era algo necesario para adaptarse a las nuevas necesidades de los clientes españoles. El objetivo de estos cambios era convertir a Citroën en una marca tecnológica, creativa y de calidad y parece que los clientes están satisfechos con la evolución que ha seguido la compañía, puesto que así lo avalan sus cifras de mercado y las ventas lo respaldan.

Desde que ha sido nombrado director general de la marca en España, ¿cuáles han sido los retos que ha decidido afrontar para esta nueva etapa de gestión?

Accedí al cargo en 2007, año en que el mercado de particulares empezó a caer. Afrontar esta situación ha sido un reto, ya que las cosas no han hecho más que empeorar; de hecho, nuestro principal objetivo ha sido desde entonces adaptar la marca y también nuestra red de concesionarios a estos momentos difíciles mediante un ejercicio permanente de creatividad.

¿Hacia dónde se orienta la estrategia de Citroën en España? ¿Qué cambios podemos esperar?
Nuestra estrategia se centra en conseguir adaptarnos al mercado convirtiendo al cliente en la piedra angular de la misma. Precisamente por esto llevamos varios años trabajando en la optimización de la calidad de nuestra red de concesionarios y en la mejora real del producto, tanto en técnica como en seguridad, porque creemos son las vías que nos pueden permitir mantenernos en el mercado. Estoy tan convencido de ello que creo que quien opte por otras fórmulas no va a poder sobrevivir.

¿La fidelización del cliente es una de las bases de esta estrategia?
Es fundamental. El momento de compra del coche es importante y más teniendo en cuenta que el promedio de renovación de vehículos en España en tiempos de bonanza es de siete años y que, a causa de la crisis, a día de hoy estamos volviendo a índices anteriores en los que la media era una década. La relación con el cliente se alarga en la etapa de postventa y ese es nuestro caballo de batalla, porque el cliente español es infiel por naturaleza y su nivel de fidelización es muy homogéneo en todas las marcas, no superándose en casi ningún caso el 35%.

¿Las ventas siguen siendo la principal preocupación de la marca en España?
Las ventas son una herramienta útil para ser rentables y también para tener la satisfacción de saber que eres la primera opción para muchos españoles que se compran un coche, pero lo que realmente permiten las ventas es reinvertir el beneficio que se obtiene de ellas en mejorar el confort, la seguridad y el estilo de nuestros coches.

¿Qué peso tiene la filial española dentro del Grupo PSA?
Tiene un peso muy importante. Históricamente en Europa éramos el primer mercado después de Francia y ahora, a pesar de la expansión del grupo a otros continentes, seguimos siendo un mercado muy significativo. Tampoco podemos olvidar que en España la compañía tiene dos fábricas, una en Madrid y otra en Vigo, lo que también nos convierte en un mercado estratégico para el Grupo PSA.

¿Tienen previsto el lanzamiento de nuevos modelos para ampliar la gama actual de su oferta?
En muy pocos años se ha renovado prácticamente toda la gama generalista. Hemos comenzado 2011 lanzando la línea DS3, a la que seguirá la línea DS4 a mitad de año y, a finales de 2011, llegará la DS5. A pesar de que el mercado no atraviesa un buen momento, tenemos mucha esperanza en esta nueva línea, porque ofrece productos de calidad con acabados muy cuidados pensados para gente que busca algo diferente. Creo que ha sido una apuesta arriesgada, pero el mercado nos está demostrando que no vamos mal encaminados, porque hemos recibido más de 65.000 pedidos del DS3, una cifra mucho mayor de lo que nos imaginábamos; de hecho, ha habido algunos problemas para suministrar modelos. Pero no sólo nos han apoyado los consumidores, también la prensa especializada ha reconocido nuestro esfuerzo y ha premiado a los modelos de la línea DS con reconocimientos como por ejemplo, el galardón “Coche del año” otorgado por la revista inglesa “Top Gear”.