Bienvenido a Sector Ejecutivo, revista de Economía y Empresas / España, Nº 220 Abril de 2017

Manuel Royes i Vila, delegado especial del Estado y vicepresidente del CZF de Barcelona

María Frexas

El Consorcio de la Zona Franca (CZF), desde su creación en 1916 ha sido un motor de desarrollo económico y social, interviniendo en los diversos sectores que configuran el entramado empresarial e industrial de nuestro país. Ha firmado en los últimos años convenios con instituciones como Universitat de Barcelona o Mercabarna, introduciendo un cambio en actividades del sector de la alimentación, entre otras cosas. Su Polígono es una pieza clave en el potencial económico de Barcelona y una de las mayores y más activas áreas industriales de nuestro país y del sur de Europa.

¿Cómo definiría en estos momentos de coyuntura económica compleja, la actividad que desarrolla actualmente el CZF?
Claramente el Consorci es una agencia de promoción económica puesta al servicio de los intereses generales de Barcelona y de su área. Nuestro cometido es apoyar a la industria y a la ciudadanía para asegurar que la zona metropolitana disponga de un marchamo innovador, un plus industrial y tecnológico en los desarrollos productivos que puedan generarse aquí. Dicho esto, hoy por hoy hemos puesto las bases para construir entre todos un complejo económico público-privado que vincule definitivamente los binomios innovación y Barcelona, y también el binomio medioambiente e industria en la refundación del polígono industrial de la Zona Franca.

[Sigue en la versión impresa]