Bienvenido a Sector Ejecutivo, revista de Economía y Empresas / España, Nº 227 Diciembre de 2017

Mario Conde, presidente y líder de la Fundación Sociedad Civil

José Luis Guerrero

“Se va a dar cita a un conjunto de asociaciones que van a debatir sobre los cambios que consideran necesarios. Representan a muchísimas personas que no salen a la calle y no pegan gritos, que plantean propuestas inteligentes, gentes con solvencia. Es el inicio de un movimiento social que se agrandará y que nos gustaría acabara en una reforma constitucional. El camino para los cambios se inicia de una manera organizada el 30 de septiembre”.

Quien así habla es Mario Conde, presidente y líder de la Fundación Sociedad Civil. Nos encontramos con un Mario Conde crítico y autocrítico, deseoso de cambiar de arriba a abajo este país e incluso el rumbo de la historia. Denota cierto pesimismo e impotencia, observando cómo el tiempo corre en su contra. Y la gran duda, presentarse o no a las elecciones generales del 20N. Sea como fuere se ha embarcado en una aventura que suena muy bien, quiere hacer protagonista a la Sociedad Civil.

¿Se plantea la posibilidad de organizar una fuerza política que se presente a las elecciones?

Hay que diferenciar dos cosas: una fuerza política y una formación política que se presente a las elecciones. Una fuerza política es un conjunto de personas que tienen fuerza para exponer unas ideas de índole política. Pero de momento ese Congreso lo que hace es respetar el modelo establecido, con los partidos existentes. Lo que pretendemos es plantear propuestas para que nos hagan caso, con la experiencia de que no será fácil. Pero hay que entregar las conclusiones de la sociedad a esos partidos y vigilar que se cumplan. De no ser así la sociedad tendrá que buscar alguna respuesta. Veremos.

[Sigue en la versión impresa]