Bienvenido a Sector Ejecutivo, revista de Economía y Empresas / España, Nº 222 Junio de 2017

Marcos Urarte, presidente del Grupo Pharos

Juan Comas

El Grupo Pharos es una empresa especializada en la consultoría estratégica y tiene como objetivo en los próximos años el seguir prestando sus servicios de asesoramiento para sus clientes y seguir desarrollando su red de oficinas fuera de nuestro país, sobre todo en Hispanoamérica, donde la firma ha cosechado un gran éxito empresarial en países como Chile, Ecuador, Perú, República Dominicana, Venezuela y Estados Unidos. Con una facturación prevista para este año de 25 millones de euros, Marcos Urarte, su actual presidente, lo tiene claro: “Consideramos que Latinoamérica es un mercado con un importante potencial. Por ello, nuestro objetivo para los próximos años será abrir nuevas oficinas en los países de ese continente, como Colombia, Uruguay, México y Brasil, lo que nos permitirá consolidarnos como grupo destacado en nuestros sector”, afirma.

¿En qué sectores son más activos? ¿Qué tanto por ciento del negocio representa en su facturación el sector público?
Tenemos clientes en todos los sectores. Pero donde podemos aportar mucho más valor es en el sector de la automoción, en el farmacéutico, el gran consumo y el industrial, aunque desde hace dos años, trabajamos también mucho con pymes. El sector público en esa facturación supone menos del 10% en este momento, y no esperamos grandes crecimientos en España, aunque fuera puede que lo incrementemos algo.

¿Cuándo iniciaron la internacionalización y por qué motivos? ¿Piensan seguir apostando por la implantación en más países, sobre todo en Hispanoamérica?
Comenzamos la internacionalización prácticamente en el mismo momento en el que arrancamos la empresa, es decir, hace ya nueve años. Y lo hicimos porque nuestra estrategia es “oportunista”, que aunque suene mal, no quiere decir sino que tratamos de aprovechar oportunidades. Nosotros, en el caso de Chile, tuvimos la oportunidad de conocer a un socio local que quiso montar una consultora y se ofreció para hacerlo con nosotros. En Hispanoamérica, por ejemplo, el ser español, tiene un valor diferencial y es un mercado con un crecimiento increíble, porque además existe el factor cultural y lingüístico, que es importantísimo.