Bienvenido a Sector Ejecutivo, revista de Economía y Empresas / España, Nº 224 Septiembre de 2017

Javier Vega de Seoane Azpilicueta, presidente de DKV Seguros

Juan Comas

El Grupo DKV Seguros pertenece a Munich Health, la división que agrupa a las compañías especializadas en salud de Munich Re, desde hace ya más de seis años. En España, el Grupo DKV está implantado en todo el territorio nacional, con una amplia red de oficinas, en las que trabajan sus más de 2.000 empleados, dando servicio a casi dos millones de clientes en nuestro país. DKV es una empresa de seguros especializada en el mundo de la salud y ocupa en estos momentos la cuarta posición en el ranking de grupos aseguradores de Asistencia Sanitaria de ICEA, contando, además, con una importante presencia en los ramos del subsidio y los decesos. En 2011, el Grupo aumentó un 3% el volumen consolidado de primas adquiridas, situándose en los 625 millones de euros. Actualmente, su presidente es Javier Vega de Seoane, quien nos acerca a la realidad de la compañía.

¿Qué supone para la empresa formar parte del Grupo Munich RE?
El Grupo Munich Re es toda una referencia en el sector del seguro y del reasuguro con una cifra de facturación anual cercana a los 50.000 millones de euros, con más de 40.000 personas que componen su plantilla. El Grupo tiene una división especializada en el seguro directo, que es Ergo, donde nosotros nos encontrábamos hace algún tiempo. También tiene otra división especializada en salud, que es Munich Health, creada hace tres años, donde se encuadra actualmente el Grupo DKV Seguros. La idea de Munich Health es desarrollar aún más la prestación de los servicios de salud y es una apuesta muy concreta para ello.

Háblenos de ese apoyo constante y permanente a la Fundación DKV Integralia
En la Fundación, que tiene ya 12 años de vida, disponemos de cuatro centros de atención al cliente, donde trabajan más de 260 personas con problemas de discapacidad, y está funcionando con estándares de calidad equivalentes, y a veces superiores, a los que manejan empresas ordinarias del sector en todo lo que tiene que ver con la atención al cliente. Se trata de un proyecto que me tiene muy enganchado y al que estoy dedicando muchísimo tiempo. El proyecto de la Fundación fue puesto en marcha por Josep Santacreu, que lo concibió hace unos 12 años, y comenzó su actividad con nueve personas y ahora es ya una fantástica realidad. En este sentido, me gustaría decir que se trata de una organización que ha alcanzado ya su autofinanciación y su gestión está, por tanto, muy profesionalizada, obteniendo muy altos grados de satisfacción de nuestros clientes, algo que me hace sentirme también muy orgulloso.

¿Cómo ve usted el seguro de salud en España?
Creo que en España existe un camino muy interesante de colaboración público-privada. Ya existen algunos ejemplos, como es el caso de MUFACE, en el que las empresas privadas, gestionamos el servicio público de salud a una gran parte de los funcionarios, que optan voluntariamente por nosotros en lugar de por el sistema público de salud, consiguiendo importantes ahorros al sistema. Es verdad que aún existe un gran nivel de demagogia en este país sobre estos temas, pero lo que es cierto es que aunque los servicios se mantengan en titularidad pública, su gestión puede ser realizada por las compañías privadas y que esto, además, es bueno para el país y para sus habitantes. Tenemos otros ejemplos de gestión integral en algunas comunidades autónomas, como es el caso del Hospital de Dénia (Alicante), que construimos nosotros, con una inversión cercana a los 100 millones de euros.

Este año DKV Seguros se adjudicó los concursos públicos para la asistencia sanitaria del personal en el exterior del Ministerio de Asuntos Exteriores y de Cooperación (MAEC). ¿Cuál es su valoración?
En este momento estamos atendiendo a más de 13.000 personas que se encuentran fuera de España, no sólo aquellas pertenecientes al Ministerio de Asuntos Exteriores. Ahora lo que pretendemos, gracias a la experiencia generada, es que nos gustaría ampliar este tipo de servicios al personal expatriado de las multinacionales españolas y eventualmente, a los de otros países.

¿Cómo prevé que se comportará su sector en España en 2012 y 2013?
Creo que el sector se comportará en función de la evolución general de la economía española y del mundo en general. España tiene una situación de endeudamiento disparatada. Ahora toca desapalancarse, y tratar de generar el crecimiento a través del sector exterior (turismo y exportaciones), ya que la demanda interna no puede crecer a corto plazo. La idea es buscar un equilibrio. Es necesario incrementar la eficiencia y la competitividad, que impulsarán el crecimiento, lo que es compatible con el comportamiento austero, en el sentido de evitar el despilfarro, es decir, evitar aquellos gastos o inversiones que no aportan valor.