Bienvenido a Sector Ejecutivo, revista de Economía y Empresas / España, Nº 222 Junio de 2017

Javier San Martín, presidente del Consejo General de Colegios Oficiales de Graduados Sociales de España

Diego Roves

La prevención de riesgos laborales, la negociación de convenios colectivos o el asesoramiento fiscal son algunas de las funciones de los Graduados Sociales, una profesión joven de tan solo 55 años de vigencia. Desde 1956, el Consejo General de Colegios Oficiales de Graduados Sociales de España actúa como órgano de representación de este colectivo en el territorio nacional, impulsando el reconocimiento de esta profesión y su implantación en la sociedad española. Unos objetivos que se materializan en los proyectos del organismo, y que nos explica su presidente, Javier San Martín Rodríguez.

¿Cuál es la definición más apropiada de un Graduado Social?
Es un profesional del Derecho del Trabajo que tiene como finalidad canalizar los derechos y las obligaciones de los empresarios y los trabajadores hacia el marco legal. Es decir, es un asesor de empresas y de trabajadores. Al Graduado Social le contratan tanto organizaciones como trabajadores para solucionar sus problemas en materia de Derecho Laboral.

¿Qué misión cumple el Consejo General de Colegios Oficiales de Graduados Sociales de España y cuándo se creó?
Se creó en 1956. Somos una corporación de Derecho Público que se dedica a representar a la profesión en todo el territorio nacional. Los Graduados Sociales necesitan colegiarse para ejercer y los Colegios se organizan a través de sus juntas de gobierno, a la cabeza de las cuales tienen un presidente. Por encima se encuentra el Consejo General, que cumple esa misión de representación, tal y como recogen sus estatutos.