Bienvenido a Sector Ejecutivo, revista de Economía y Empresas / España, Nº 220 Abril de 2017

Eloi Planes Corts, consejero delegado y director general de Grupo Fluidra

Diego Roves
 
El agua es un bien escaso e indispensable para la vida. Y, al mismo tiempo, la razón de ser de Fluidra, una compañía española que, desde el momento de su nacimiento como fabricante de piscinas, surgió con miras a los mercados internacionales. Así se convirtió en una de las empresas españolas pioneras en alcanzar países a los que aún no había llegado ningún inversor español. Cuatro familias forman el principal accionariado de este grupo que ha logrado tener presencia en 41 mercados, empleando a 3.700 personas y trabajando con el agua con responsabilidad y sostenibilidad. Hay cuatro áreas de actividad en su catálogo -piscinas, tratamiento de aguas, conducción y control de fluidos y riego con las que el futuro se aventura halagüeño para Fluidra, ya que su consejero delegado y director general, Eloi Planes Corts, ve potencial en todas ellas debido a la gran diversidad de países en los que trabajan, y en los que no dejarán de seguir profundizando, así como en otros nuevos donde continuar expandiéndose.
 
¿Cuántas empresas componen el grupo y cómo está estructurado?
Más o menos, el grupo es un universo de unas 90 empresas. Tenemos dos grandes actividades: producción -con compañías focalizadas en tecnología, ya sean plantas de iluminación, tratamiento de aguas, químicos, metalúrgicos- y distribución -con actividad propia en 41 países, incluso con dos empresas en algunos de esos mercados por su tamaño-. Para llevar todo esto tenemos cinco divisiones: una industrial y cuatro geográficas (Sur de Europa; Norte de Europa, Oriente Medio y África; Asia y Pacífico-América). Son cinco direcciones generales en total. Para la distribución estamos bien organizados y contamos con más de 120 centros.
 
¿En qué sectores tienen ustedes actividad y qué servicios prestan?
Tenemos actividad en cuatro sectores: piscinas, donde somos líderes mundiales con dos vertientes -residencial y pública-, tratamiento de aguas, conducción y control de fluidos y riego.
 
De todas las unidades de negocio con que cuenta Fluidra, ¿cuál es la que mayor crecimiento puede tener a corto y medio plazo?
Vemos potencial en las cuatro. Unas por cuestiones geográficas y otras por capacidad de entrar en el mercado. Dos unidades van a tener desarrollo muy fuerte, el tema de las zonas wellness, que está en tendencia, y el ámbito del control y conducción de fluidos.
 
¿Cuándo se inicia la internacionalización de la compañía? ¿En qué países están presentes y cuáles piensan abordar a corto plazo?
Se inicia en el propio nacimiento. Este proceso ha tenido un recorrido muy importante, hasta el año 2000, cuando teníamos presencia en muchísimos países, incluso en aquellos donde pocos españoles habían llegado, como Australia por ejemplo. Después, hasta la actualidad, esto se ha acentuado. Anteriormente llevábamos un ritmo de apertura de mercado de país por año. Ahora estamos abriendo dos o tres por año. Al principio eran mercados cercanos, como la zona europea y mediterránea, donde había una fuerte cultura del agua. En esta área, tenemos presencia en países como Bélgica, Francia, Italia, Portugal y Suiza. Después, seguimos abriendo mercado en el área del norte de Europa, Oriente Medio y África, destacando por ejemplo Austria, Bulgaria, Dinamarca, Grecia, Hungría, Polonia, Egipto, Jordania, Marruecos, Turquía y Sudáfrica, entre otros. Ahora estamos muy focalizados en Asia y Latinoamérica, donde tenemos mucha presencia en mercados como el mexicano, brasileño, chileno, chino, indio, tailandés, a los que hay que añadir otros como el estadounidense, entre otros muchos. Además, tengo que indicar que el 80% de nuestro producto se vende en el extranjero.