Bienvenido a Sector Ejecutivo, revista de Economía y Empresas / España, Nº 220 Abril de 2017

Borja García-Nieto Portabella, presidente del Grupo Financiero Riva y García

Juan Comas

El Grupo Riva y García inició su actividad de capital riesgo en el año 2000. Actualmente la firma gestiona dos sociedades dedicadas a promover este tipo de inversiones: Spinnaker Invest y Healthequity, así como otros tres fondos de capital riesgo: Invercat Exterior, Tirant Inversión y Fons Mediterrània. Riva y García Venture Capital/Private Equity es una de las sociedades gestoras independientes de mayor tamaño y tradición en el panorama nacional y acumula una larga experiencia desde su constitución hace ya 13 años, a través de sus cinco entidades de capital riesgo y las 16 compañías participadas en las que ha invertido. “La compañía atesora un conocimiento profundo en inversiones en compañías en muy diversas fases, presentes en distintos sectores de actividad”, explica Borja García-Nieto, presidente del Grupo.

¿Qué les piden a sus potenciales clientes para trabajar con ustedes?
Es una buena pregunta. Lo que no queremos con un cliente es generar frustración. Por eso, cuando nos ponemos a trabajar con alguien es porque vamos a hacer lo que hemos acordado para que el cliente quede satisfecho y consiga sus objetivos. Si no, no trabajamos. Lo importante es ser muy claro y ese proceso de aceptación de un cliente es muy importante.

¿Por qué hace unos meses decidieron entrar a formar parte del accionariado del Banco Alcalá, dependiente del Grupo Crèdit Andorrà y las familias Argüelles y Ros?
Nosotros teníamos tres negocios fundacionales: finanzas corporativas (Corporate Finance), capital riesgo y la gestión independiente de patrimonios. Esta actividad exige cada vez mayores niveles de inversión, fuertes exigencias regulatorias, donde el volumen es esencial para un adecuado desarrollo. Y para ello teníamos tres opciones: comprar, vender o incorporarnos a un proyecto mayor. Nosotros queríamos quedarnos en este negocio porque nos gusta. Y lo que hemos hecho es aportar la rama de actividad a un proyecto mucho mayor como es Banco Alcalá, dependiente, como dice, del Grupo Crèdit Andorrà.