Bienvenido a Sector Ejecutivo, revista de Economía y Empresas / España, Nº 225 Octubre de 2017

Reinhard Silberberg, embajador de la República Federal de Alemania en España

Rosa Monedero

Reinhard Silberberg es desde noviembre de 2009 embajador de la República Federal de Alemania en España. Licenciado en Ciencias Sociales (Filosofía) en 1977, realizó a continuación el servicio preparatorio para la escala diplomática del Servicio Exterior. Su primer destino en el Ministerio Federal de Relaciones Exteriores fue en la Embajada de Dhaka, en Bangladesh. Ha sido jefe adjunto de Misión a la Embajada en Guatemala; representante permanente ante la UE (Bruselas); jefe de División adjunto en el Departamento Europeo, dentro del Ministerio; jefe de la Unidad Administrativa en el Departamento Europeo; responsable de la División de Asuntos de la Unión Europea de la Cancillería Federal, donde también desempeñó la función de director; director general del Ministerio Federal de Relaciones Exteriores, y secretario de Estado de este Ministerio.

Como embajador en España, ¿cuáles son sus prioridades de actuación en la actualidad?
Una de las prioridades de mi labor en los últimos meses ha sido la de dar a conocer la postura alemana en la actual crisis económica y financiera. Al mismo tiempo he expresado reiteradamente nuestro gran respeto por nuestros amigos españoles por la aplicación de importantes reformas estructurales y la reducción inevitable del déficit en los presupuestos del Estado. Quiero animar a los españoles a mantener el curso actual de las reformas. Estoy seguro de que traerá sus frutos. España puede contar con nuestro apoyo en esta senda tan difícil.

¿Qué importancia tiene para Alemania, España en este tipo de relaciones con respecto a otros países de la UE y del resto del mundo?
España es para Alemania uno de los socios mas importantes dentro de la UE, tanto en las áreas política y económica, como cultural. Un ejemplo de ello es el nuevo Colegio Alemán de Madrid que se está construyendo en el norte de la ciudad. Con un volumen de coste de 60,6 millones de euros, es el proyecto más importante de la historia alemana en cuanto a la construcción de un colegio en el exterior, además de ser actualmente nuestra mayor obra civil en el extranjero. La República Federal de Alemania ha asumido el 91% de los costes. Así pues, es una prueba clara de la importancia que damos a nuestras relaciones con España tanto en el presente como en el futuro.