Bienvenido a Sector Ejecutivo, revista de Economía y Empresas / España, Nº 222 Junio de 2017

Alfredo Ruiz Plaza, consejero delegado de Compass Group España y Portugal

Diego Roves

Hace 20 años, Compass Group se instalaba en España con el objetivo de participar en la alimentación de diferentes colectivos. La trayectoria en este país ha permitido a esta compañía de naturaleza británica desarrollar cinco diferentes marcas con las que llegan a diferentes segmentos: escolar, empresarial, sanitario y social, a domicilio y alta gastronomía. Así, los “catering” de Compass Group llegan diariamente a una media de 400.000 personas, gracias a los aproximadamente 1.500 clientes que la organización dispone en España. Alfredo Ruiz Plaza, su consejero delegado, nos explica que valores como la calidad, la higiene, exhaustivos controles nutricionales, transparencia y ética han construido la senda del éxito para una corporación que, a nivel global, cotiza en la Bolsa de Londres, luce unas cuentas robustas y mira hacia el crecimiento orgánico para superar su cifra actual de comensales diarios en todo el mundo: 45 millones.

¿Desde cuándo opera en España, con cuántas marcas y en qué están especializadas cada una de ellas? ¿Qué porcentaje representa el mercado español en la facturación del grupo a nivel mundial?
En España estamos desde hace 45 años. Actualmente disponemos de cinco marcas, dirigidas a diferentes colectivos. Para el ámbito escolar tenemos Scolarest; en el mundo de la industria está Eurest; para el mundo hospitalario, geriátrico y social tenemos Medirest. También tenemos presencia en la alta gastronomía, de una forma prudente, con la enseña Vilaplana que compramos hace 10 años, y una quinta marca dirigida al ámbito de la comida a domicilio, Vitarest. Son algunos ejemplos que aseguran una calidad de alimentación, y siempre bajo un mismo prisma: seguridad e higiene en los alimentos y en el control nutricional.
El mercado español representa para nosotros el 2,5% de facturación global, pero creemos que debemos crecer y nuestro objetivo como grupo es continuar ganando cuota de mercado, ya que España es uno de los 10 primeros países para Compass, especialmente por su potencialidad.

¿Es importante la política de compras en su organización? ¿Y la calidad de su servicio?
La política de compras es determinante en muchos casos, pero está supeditada a lo que he apuntado anteriormente: ante todo control nutricional, trazabilidad de los alimentos e higiene. Todo es llevado a cabo por veterinarios y biólogos, que son los encargados de esos controles. Compramos fundamentalmente en España y creemos que hay oportunidades de comprar más en España para fuera del país. En cuanto a la calidad no hay discusión. Cuando participamos en el ejercicio rutinario de compartir resultados con el grupo multinacional, la primera pregunta no es sobre la valoración económica, sino en calidad, nutrición e higiene. En nuestros documentos de reporting, que son públicos, se ve.

[Sigue en la versión impresa]