Bienvenido a Sector Ejecutivo, revista de Economía y Empresas / España, Nº 225 Octubre de 2017

José Rolando Álvarez, presidente de Iberaval

José Luis Guerrero

José Rolando Álvarez Valbuena preside desde junio de 2009 la Sociedad de Garantía Recíproca Iberaval, desde donde ha establecido programas encaminados a ayudar a las pymes y autónomos a afrontar sus actuales problemas de financiación. Ocupa la presidencia de Grupo Norte desde 1996, grupo que tiene hoy más de 11.000 empleados y se ha convertido en una de las principales empresas de servicios del país con sus divisiones de Facility, Soluciones Recursos Humanos, Soluciones de Seguridad, Externalización de Servicios (‘outsourcing’), Servicios Sociales y Correduría de Seguros.

Las Sociedades de Garantía Recíproca como Iberaval están adquiriendo cada día que pasa un mayor protagonismo en la financiación de las pymes ¿A qué cree usted que es debido?
Es debido a que las SGR no somos bancos, somos entidades que entendemos muy bien el riesgo empresarial. Por lo tanto, cuando una familia empresaria o una pequeña empresa familiar se acerca a una SGR a contarnos cuáles son sus necesidades de financiación, entendemos perfectamente sus necesidades. La operación media de Iberaval es 93.000 euros a ocho años. Con este dinero se mantiene una pyme abierta.

¿En la época de crisis, sistemas alternativos a la financiación bancaria tradicional como pueden ser las SGR son focalizadas por las empresas? ¿Detectan ustedes que atraen la mirada del empresariado? 
Nosotros, el Sistema Nacional de Garantías, tenemos pendiente desde hace años una cuestión de visibilidad. Tenemos que dirigirnos más a la opinión pública y a los empresarios, explicando cómo somos capaces de prestarles ayuda desde una cercanía mucho mayor. Éste es nuestro objetivo y en la medida que consigamos hacerlo nos lo devolverán con confianza. Más de 20.000 pymes de Castilla y León son socias de Iberaval.