Bienvenido a Sector Ejecutivo, revista de Economía y Empresas / España, Nº 223 Julio-Agosto de 2017

Luis Osuna Hervás, consejero delegado de Covirán

Juan Comas

Covirán es actualmente la primera cooperativa del sector de la distribución de alimentación de España y Portugal. Son más de 3.200 los supermercados que abren cada día sus puertas, para ayudar al cliente a hacer la compra de una manera cómoda y eficiente. Hablamos de una cooperativa que nace en Granada en 1961 con unos volúmenes y un alcance muy distintos, pero con un mismo objetivo: ser la mejor solución para el detallista independiente de alimentación y lograr una satisfacción plena del cliente final. Su consejero delegado, Luis Osuna Hervás, nos informa en esta entrevista de los detalles de su expansión, resultados en 2013 y evolución del negocio.

Háganos una valoración de lo que representa hoy en día Covirán en el mapa de la distribución ibérica.
Covirán es hoy una de las principales enseñas de la distribución española, ocupando el segundo puesto del ranking nacional en cuanto a número de supermercados, y el quinto puesto en Portugal en el mismo ranking, es la primera cooperativa de detallistas en España y Portugal.
Nuestras señas de identidad, la calidad, la cercanía, la confianza y un trato personalizado, nos han distinguido siempre, y siguen siendo los pilares fundamentales sobre los que se sustenta la relación con nuestros clientes y a esto se ha sumado una apuesta por la modernidad y la adaptación de nuestras tiendas al cliente de hoy, para ofrecerle un supermercado de barrio atractivo e innovador capaz de satisfacerle. Todo ello, acompañado de una modernización integral de la compañía y de un Plan estratégico orientado a ser la mejor solución para nuestros socios actuales y potenciales.

¿En qué consiste su negocio y qué importancia tienen para ustedes sus socios detallistas independientes? ¿Y, por cierto, qué les ofrecen a estos colaboradores fundamentales?
Covirán es una empresa de distribución del sector retail de alimentación, los supermercados con la enseña Covirán distribuidos por España y Portugal se caracterizan por la cercanía con el consumidor, estando presentes con una gran capilaridad en aquellos territorios donde desarrollan su actividad.
El socio es el corazón de la cooperativa y su razón de ser. Si Covirán ha conseguido su actual dimensión, es gracias a la confianza que han depositado en ella tanto los detallistas independientes, como otras cooperativas que han visto en la unión a Covirán, una garantía de futuro.
Hoy día, en un entorno tan competitivo, es muy complicado operar de manera independiente. Covirán lo que ofrece al socio es una solución integral para que pueda rentabilizar al máximo su supermercado, una central de compras y de servicios, y algo muy importante, un asesoramiento personalizado desde el mismo momento en el que éste se plantee entrar en la cooperativa y un acompañamiento permanente durante su permanencia en Covirán. Asesoramiento y apoyo financiero, un plan promocional muy competitivo, una estrategia comercial y de marketing bien definida, una formación ad hoc, y en definitiva, todos los servicios que se necesitan en la actualidad para ser rentable y a los que de manera individual, difícilmente un empresario tendría acceso.

Covirán está en lo que se denomina Economía Social. ¿Nos puede definir brevemente este concepto?
Covirán es una cooperativa, una empresa enmarcada dentro de la Economía Social. Su modelo cooperativo busca la igualdad de todos los socios, y está comprometida con la sociedad en la que se implanta, afrontando este compromiso en una triple vertiente: en la dimensión social, a través de su actividad con los socios cooperativistas y empleados; en la dimensión empresarial, impulsando y dinamizando la actividad económica de los territorios donde estamos presentes, generando riqueza y un empleo estable, y por último, en la dimensión de nuestra responsabilidad social corporativa, contribuyendo a la mejora social y la integración de colectivos en riesgo de exclusión, trabajando por la sostenibilidad ambiental y en definitiva, devolviendo a la sociedad parte de lo que recibimos de ella.
Covirán ha demostrado que la racionalidad económica y el progreso social son criterios compatibles. Valores como la transparencia, la solidaridad o la responsabilidad social son conceptos que se han mantenido a lo largo de los años, con independencia del tamaño que la empresa ha tenido, y algo muy importante, la igualdad de nuestros socios sin importar tamaños o volúmenes. Aquí todos los socios son iguales, grandes y pequeños gozan de los mismos derechos y tienen las mismas obligaciones, algo muy importante para mantener el buen clima y la paz social a lo largo de nuestros 53 años de trayectoria

¿Cuál es su visión del sector de la distribución en estos momentos y cómo cree que será la evolución en los próximos años?
En la actualidad el consumo cifrado en unidades y la confianza del consumidor está creciendo, pero el cambio de hábitos que ha experimentado el consumidor no va a cambiar su tendencia, va seguir buscando precio y además servicios, las empresas tendrán que ser capaces de competir sin sacrificar el margen de sus compañías, y para eso sólo cabe una solución, ser más eficientes. Hay que incrementar la productividad, hay que reducir los costes sin penalizar las inversiones, hay que encontrar cómo adaptarse más y mejor a nuestros consumidores y todo ello se consigue más rápidamente si se es eficiente y diferente al resto.
En estos próximos años este entorno va a favorecer el proceso de concentración del sector. Las empresas de tamaño medio no tendrán más remedio que diferenciarse del resto o bien integrarse o fusionarse para poder seguir siendo competitivas. En 2020 el panorama de la distribución será a buen seguro muy diferente del actual más concentración y más competitividad.