Bienvenido a Sector Ejecutivo, revista de Economía y Empresas / España, Nº 220 Abril de 2017

Francisco Aranda Manzano, secretario general de UNO

Juan Comas

Hay dos cualidades en el nuevo secretario general de UNO: su simpatía natural, quizás por su origen jerezano, y ser muy pragmático a la hora de tomar iniciativas y decisiones. UNO es una gran organización empresarial de logística y transporte que aglutina a tres asociaciones con 400 empresas que facturan diez mil millones de euros y mantienen cien mil empleos. La logística y el transporte es un sector clave en la competitividad de un país, porque sostiene la exportación y permite el fortalecimiento del sector industrial y el avance del comercio por internet. Dice que la logística es como un reloj: un montón de piezas engranadas con un solo objetivo, dar la hora exacta.
Francisco Aranda Manzano de 43 años, tiene una amplia trayectoria profesional en el fomento y la defensa de la actividad empresarial en puestos de dirección de diferentes organizaciones de distintos sectores económicos. También ha desempeñado responsabilidades de representación empresarial a nivel europeo y en organismos consultivos de la OCDE. Es un reconocido experto en economía laboral y lideró la liberalización en España de la intermediación laboral. Es miembro destacado de CEIM-CEOE y presidente de su Comisión de Asuntos Laborales.

Explíquenos la importancia del sector.
Lo primero que tengo que decir es que UNO representa un sector que forma parte de la cadena de valor de cualquier empresa sea pequeña o mediana y es una palanca para ganar competitividad. Puedes fabricar muy bien, tener un producto en el mercado, pero si no lo trasladas al consumidor en tiempo y forma se frustra el objetivo de la venta. Fíjese que ahora se fabrica en cualquier parte del mundo y hay que primero almacenar las mercancías y después transportarlas por camión, tren o en avión para que lleguen al país o lugar de destino y después está la famosa milla final que es acercarlo al comercio de barrio para que el consumidor pueda adquirirlo. Además, si esa mercancía es frágil o necesita conservarse en frio tiene que llegar al final en las mismas condiciones que tenía en el punto de partida a cientos de kilómetros.

Me imagino que el comercio por internet prospera gracias a la logística…
Sí, claro. Quince millones de españoles están comprando a través de la red y el ritmo de crecimiento es brutal, porque ahora hay dos millones más de compradores que el año pasado. De todo ese comercio el 20% tiene carácter internacional, viene de cualquier lugar del mundo a un destinatario español. La logística es un factor estratégico, pero no ya por el envío en sí, sino que además el cliente lo quiere lo antes posible. El plazo de entrega se ha convertido en algo esencial para el 40% de los compradores y eso exige trabajar como un reloj innumerables piezas para dar la hora exacta: almacenes estratégicos para que el transporte lo lleve a un país y para que el courier (repartidor) lo lleve a casa en moto o en coche y mientras tanto, que se conozca su recorrido (trazabilidad) y con el paquete adecuado y que se pueda gestionar su devolución (logística Inversa). El gasto medio de los españoles en las compras por internet ha llegado a los 1.330 euros en el último año.

¿Cuáles son los objetivos de UNO?
El primordial es conseguir modernizar el sector, mejorar la especialización de los trabajadores que intervienen en cada una de las fases del proceso logístico; incrementar el uso de tecnología avanzada; posibilitar la concentración empresarial, es un sector muy atomizado. También, el cuidado del medio ambiente rebajando el nivel de emisiones, evitando accidentes en las carreteras mediante camiones más grandes y mejor dotados. El Gobierno, desde luego, tiene al sector como preferente como queda reflejado en el programa de Estrategia Logística. La Secretaría de Estado de Investigación, Desarrollo e Innovación destaca en varios informes que debemos mejorar tanto en infraestructuras como en logística avanzada. Estar todos y ser UNO tiene más sentido que nunca. Sólo desde una posición de fortaleza, cooperación y capacidad de visión se podrá definir con éxito el futuro de nuestra actividad, esa es la razón de ser de esta nueva organización Es un sector gigantesco y vital para la economía española. Vuelvo a los datos: representa el 6% del PIB; aporta el 10% del valor de cada producto que adquirimos. Más de 100.000 empresas; 800.000 empleos directos; en torno a 500.000 vehículos, una facturación de 55.000 millones de euros; casi 5 millones de toneladas transportadas cada día.

Usted escribía hace poco en ABC que un país es atractivo para la inversión por tres factores: por la flexibilidad de su mercado laboral, por un coste razonable de la energía y por el desarrollo de su sector logístico.
Sí y tenga en cuenta que de los tres tenemos que aprovechar que España es uno de los países punteros en infraestructuras de gran capacidad y calidad, no sólo a nivel europeo sino mundial. La red de carreteras es de 165.907 km, de los que 14.701 son autopistas y autovías, el país de Europa con más longitud de este tipo de vías; tenemos 15.781 km. de red ferroviaria; 46 puertos y ocho aeropuertos internacionales con carga aérea. También hemos de aprovechar nuestra posición geoestratégica de unión entre Europa, América y África para ser más competitivos en una economía globalizada y cada vez más especializada.