Bienvenido a Sector Ejecutivo, revista de Economía y Empresas / España, Nº 223 Julio-Agosto de 2017

Jean-Paul Rignault, consejero delegado de AXA España

Juan Comas

“Nosotros, en AXA, decimos que nuestra vocación es la protección”, indica Jean-Paul Rignault, consejero delegado de Axa España. El objetivo de la compañía, como uno de los líderes mundiales del sector asegurador, es dar respuesta a todas las necesidades financieras de sus clientes, ya sean particulares, pymes o multinacionales. El grupo ofrece a sus clientes productos y servicios, asegurando sus propiedades (coches, hogares, equipos), protegiendo a sus familias o empleados y gestionando su patrimonio personal.

¿Desde cuándo en España y por qué esa apuesta tan decidida por nuestro mercado? ¿Cuáles son las principales cifras en España?
Los orígenes de AXA se encuentran en 1846, cuando se inicia la actividad de La Partenelle en el mercado español. A partir de ahí, comienza una larga carrera de compras y fusiones hasta crear lo que hoy es un importante grupo asegurador en España con casi tres millones de clientes. Con la incorporación de Winterthur, en enero de 2007, la compañía protagonizó la mayor operación corporativa de la historia del sector asegurador. AXA está presente en los principales ramos del mercado, con un peso muy importante en ramos como Auto, Empresas y Vida.
Además, el Grupo AXA está presente en España a través de otras entidades como AXA Corporate Solutions, AXA Art, AXA Investment Managers, Direct, etc.
AXA Seguros cerró 2013 con un volumen de negocio de 2.613 millones de euros, un 2,9% más que el ejercicio anterior, superando los tres millones de clientes y situando su resultado neto en los 59 millones de euros, impactado por la decisión de la compañía de reforzar las reservas técnicas.
El Grupo AXA, mantiene además un fuerte compromiso con la economía española donde, de hecho, es uno de los mayores inversores extranjeros en deuda soberana con 11.100 millones de euros (a 31 de diciembre de 2013).

¿Cómo están cambiando las nuevas tecnologías las relaciones con los clientes?
La digitalización no es el destino, no es el objetivo. Lo digital es un instrumento, un camino para llegar al cliente. El mundo digital está cambiando la relación entre ambos. Nos está acercando más y eso es lo que hay que poner en valor, no la tecnología en sí misma. La capacidad de influencia que tiene en la actualidad cualquier cliente en nuestras organizaciones era inimaginable hace sólo unos años. Eso lo ha hecho posible la tecnología. Y debemos entenderlo como una gran ventaja y como un gran reto, porque el valor del cliente se ha multiplicado exponencialmente.
Las nuevas tecnologías también están cambiando la forma de aproximarnos a ellos. La segmentación es ya individual, personal. Nosotros hablamos de Segment One. En este sentido, cuestiones como el big data o los wearable nos permitirán conocer cada vez mejor los hábitos y las necesidades aseguradoras de cada cliente de manera casi personalizada.
En esa tesitura estamos y a ello responden recientes iniciativas como Health Keeper by AXA. Se trata de una plataforma tecnológica, con APP para IOs y Android y plataforma web, mediante la que cualquier usuario puede realizar un seguimiento de su actividad física y conseguir puntos que dan acceso a descuentos en consultas médicas, de especialistas o centros de wellness. Esto es sólo un ejemplo de cómo el conocimiento cada vez mayor de los hábitos de nuestros clientes tendrán una incidencia en la oferta que podamos darle.