Bienvenido a Sector Ejecutivo, revista de Economía y Empresas / España, Nº 223 Julio-Agosto de 2017

Manuel Sánchez Ortega, vicepresidente primero y consejero delegado de Abengoa

Juan Comas

Abengoa fue fundada en 1941 en Sevilla por Javier Benjumea Puigcerver y José Manuel Abaurre Fernández-Pasalagua, ambos ingenieros, que junto con tres amigos y otros familiares la crearon. A lo largo de su historia se han desarrollado varias etapas que reflejan la gran evolución y perspectiva de crecimiento de Abengoa. La salida al mercado internacional se produjo en la década de los años 60 en Latinoamérica, donde abrieron la primera oficina internacional en Argentina. Abengoa se ha ido adaptando a las nuevas demandas del mercado fruto de la combinación de un profundo espíritu emprendedor, la pasión por la tecnología y una vocación por la globalización, lo que ha hecho que se sitúe como una compañía referente en los sectores de energía y agua.

¿En qué se sustenta la relevante transformación que han realizado en Abengoa en los últimos años, el porqué de la misma y qué ha significado la creación de Abengoa Yield, Abengoa Research y Abengoa Projects Warehouse1?
Abengoa es una compañía en constante evolución, en constante transformación, y no puede ser de otra forma, porque el mundo en el que vivimos es un mundo en permanente evolución también. Nuestra estrategia se basa en tres pilares esenciales: el talento de nuestra gente, el rigor en la gestión de riesgos, y la credibilidad de más de siete décadas de trabajo bien hecho.
El mundo requiere del desarrollo de nuevas infraestructuras, porque éstas son esenciales para permitir el desarrollo social y económico de una población que crece a ritmos nunca antes vistos. Y es tal la cantidad de infraestructuras que se requiere llevar a cabo, que el sector público por sí solo es incapaz de acometerlos. Por eso, es necesario el desarrollo de estructuras flexibles de asociación público privada que permitan movilizar el capital público y el capital privado, junto con la capacidad de desarrollo de ingenierías y tecnologías, para el diseño, la construcción y operación de infraestructuras eficientes en general, y en particular en los sectores de energía y agua. Y esto es esencial, porque el desarrollo de la población y las regiones es inviable sin acceso a la energía y al agua.
Abengoa Yield, Abengoa Project Warehouse y Abengoa Research son los vértices de nuestra estrategia Abengoa 3.0, que es la respuesta que hemos desarrollado para ofrecer soluciones a los retos de nuestros clientes.

Háblenos de las grandes áreas de actividad o negocio de la compañía
La cadena de valor de nuestra propuesta tiene cuatro eslabones.
En primer lugar, la I+D y la tecnología, desde donde buscamos soluciones innovadoras con el desafío de encontrar formas cada vez más eficientes de generar energías renovables y producir agua potable.
En segundo lugar, el área de desarrollo de negocio, cuya misión es adaptar nuestras soluciones a las necesidades de nuestros clientes alrededor del mundo, asegurándonos de que estamos cerca de ellos, que entendemos sus problemas y que les somos útiles. Esto nos lleva a realizar un considerable esfuerzo para estar presente en los cinco continentes.
El tercer eslabón lo constituye el área de Ingeniería y Construcción, donde aglutinamos nuestra experiencia de más de 70 años en el desarrollo de proyectos, como plantas termosolares, híbridas solar-gas, de generación convencional y de biocombustibles; infraestructuras hidráulicas, incluyendo grandes desaladoras, y líneas de transmisión, entre otros. Simplemente, durante los últimos cinco años hemos ejecutado satisfactoriamente más de 20.000 millones de euros en proyectos.
Por último, la operación y el mantenimiento del cada vez mayor número de plantas que tenemos en explotación, ya sean activos de tipo concesional o plantas de biocombustibles.

¿Qué ha representado para ustedes la inauguración de la planta termosolar en California (USA)? Y en esta misma línea de termosolar, ¿qué importancia tienen los proyectos en Chile de Atacama 1 y 2?
La inauguración de la planta Mojave ha supuesto un nuevo hito en la historia de la compañía en Estados Unidos. Mojave suministra energía limpia, libre de contaminación y de gases de efecto invernadero a alrededor de 91.000 hogares, aumentando la fiabilidad del suministro eléctrico en el estado de California, gracias a la diversificación de las fuentes de energía.
En cuanto a los proyectos de Chile, se encuentran dentro del programa nacional chileno para proporcionar un futuro de energía limpia a Chile, impulsando el desarrollo económico y reduciendo su dependencia del carbón y del gas natural. Concretamente, la termosolar será capaz de suministrar electricidad las 24 horas del día, gracias a su capacidad de almacenamiento de 18 horas.