Bienvenido a Sector Ejecutivo, revista de Economía y Empresas / España, Nº 223 Julio-Agosto de 2017

Juan Vindel Cottereau, consejero y director general de Euroforum

Rosa Monedero

La formación directiva y para empresas es una de las principales vías para incrementar el perfil competitivo tanto de un equipo como de una organización. En el mercado destaca la propuesta de Euroforum, que ofrece una formación a medida y práctica, totalmente personalizada: desde una solución puntual, hasta la implementación de una universidad corporativa externalizada. De este modo, Euroforum realiza un análisis de la empresa para detectar sus necesidades de formación y ofrecerle soluciones hechas a medida, como si de un “artesano de las habilidades y conocimientos directivos se tratase”. Con unas instalaciones que combinan lo histórico con los avances tecnológicos, y localizadas a 45 minutos de Madrid, apostar por Euroforum es apostar por revalorizar el talento residente en aquellas empresas que lo entienden como su principal combustible.

Explíquenos el origen de Euroforum y su evolución a lo largo de los años.
Euroforum nace hace 35 años de una idea impulsada por un grupo de grandes empresas españolas que deciden integrarse verticalmente y suministrarse servicios de formación a su medida. Es la época de despegue de las escuelas de negocios en España. Así, estas empresas, españolas, persiguiendo un interés común, decidieron invertir en su propia “escuela de negocios”. Más adelante el IESE se incorpora a la aventura como “socio tecnológico”. Esta fórmula se mantiene en el tiempo, hasta que, de la mano de importantes empresas españolas, se relanza la actividad con la fórmula que hoy conocemos.

¿Por qué elegir Euroforum? ¿Cuál es su modelo de formación y qué diferencias tiene respecto a otros modelos de formación?
Somos una empresa de formación de directivos, pero gran parte de nuestro modelo de negocio proviene del outsourcing de universidades corporativas. Ofrecemos el servicio de externalización de una universidad corporativa, de forma que las empresas pagan sólo cuando lo usan, eliminando gastos de infraestructura y mantenimiento innecesarios. No sólo aportamos las instalaciones, sino el conocimiento, el soporte, las herramientas online, etc. Somos integradores de formación. Es un modelo de negocio peculiar, pues no conozco casos similares. Tenemos grandes clientes, desde Ferrovial y Foster Wheeler hasta PWC y Técnicas Reunidas. Todos ellos tienen magníficos modelos de universidad corporativa, no sólo excepcionales desde el punto de vista del alcance y de la eficacia en el logro de sus objetivos, sino también de forma muy eficiente, es decir, con un coste por alumno muy razonable.
Nuestro modelo de formación nos inspira para hacer cosas diferentes. Somos un negocio B2B, en el que nuestros clientes son las empresas. Todo lo hacemos a medida, analizando sus necesidades y ofreciendo soluciones específicas. Intentamos huir de modelos demasiado académicos y por eso contamos con practitioners, es decir, profesores que suman a sus conocimientos académicos una importante experiencia en el mundo de la gestión empresarial. Intentamos hacer un mix razonablemente ponderado entre habilidades directivas y formación hard, como lo denominamos nosotros, y en la que enseñamos, por ejemplo, desde técnicas de negociación, o realizar presentaciones en comités de dirección a operaciones, finanzas, marketing o técnicas de venta. Además, por supuesto, mezclamos formatos presenciales con no presenciales.