Bienvenido a Sector Ejecutivo, revista de Economía y Empresas / España, Nº 220 Abril de 2017

Alicia Aza Campos, autora del libro “Las huellas fértiles”

Alberto García

Alicia Aza Campos es Licenciada en Derecho por la Universidad Complutense, Abogada en ejercicio, miembro de la Asociación Colegial de Escritores de España y colaboradora habitual de diversas revistas de carácter divulgativo y cultural.
Ha publicado los poemarios “El libro de los árboles”, que fue distinguido como Finalista del Premio Andalucía de la Crítica 2011; “El viaje del invierno”, galardonado con el Premio Internacional de Poesía Rosalía de Castro 2011, y “Las huellas fértiles”. También ha publicado la edición serigráfica “La estación fría”, ilustrada por el pintor Francisco Escalera. Su obra literaria ha sido incluida en diversas antologías de carácter internacional.
En el ámbito de la narrativa, es autora de diversos relatos breves que han sido publicados en diferentes revistas literarias. Su obra poética ha sido traducida al italiano, serbio, francés, búlgaro e inglés.

¿Por qué este libro y cómo le vino la inspiración?
Siempre hay un punto de partida para un libro. A veces es una idea, otras, una sensación; pero hace falta un impulso poético. En mi caso este impulso se conforma de ambas premisas: la evocación de una realidad concreta que observo y la idea que subyace y que me permite trabajar el poemario con una unidad temática y crear mi discurso poético.
Este libro, Las huellas fértiles, tiene su origen a partir de un poema que siento la necesidad de escribir en un viaje a Grecia hace ya unos años. Allí en una terraza en la isla de Mikonos, tuve la sensación de apropiarme de mi tiempo y raptarlo para siempre. Me hablaban de la Iliada, y recordaba a Homero y escribí bajo esa idea de "rapto" un poema que titulé Helena y que fue el punto de partida del poemario. Me di cuenta de que todo poeta debe tener un paso por el mundo clásico y comencé entonces mi andadura por sus huellas. Este libro ha sido un aprendizaje en muchos sentidos.

¿Qué van a encontrar sus lectores en él?
Quien se acerque a este libro se encontrará con un discurso y una unidad temática que gira en torno a mitos femeninos y diosas grecorromanas, germánicas y también de Vietnam y del mundo Azteca (aprovechando imágenes de mis viajes). Se va a encontrar elementos o atributos propios de ellos, pero con la idea de trascender al mito y otorgar una visión diferente de los mismos. El amor o el desamor siempre están presentes. Son ellas las que toman la iniciativa. También hay pensamiento y algo de denuncia contra la violencia de género.

¿Hay que tener una sensibilidad especial para aproximarse a la poesía?
Creo que la poesía está al alcance de todos, hay que acercarse a ella de una forma libre, sin prejuicios y sin miedo. Sin la intención de entender y con la voluntad de dejarse conmover por la emoción. El camino empieza con una búsqueda, pero siempre se llega. No hay obstáculos para nadie.