Bienvenido a Sector Ejecutivo, revista de Economía y Empresas / España, Nº 221 Mayo de 2017

Mónica Martínez Walter, presidente de GMV

Juan Comas

Mónica Martínez Walter, presidente de GMV, nos explica cómo se fundó la empresa, fruto de la iniciativa de su padre y el porqué de la apuesta por los sectores Espacial y de Defensa como destino de su actividad.
“En 1984 mi padre era catedrático en la Escuela de Ingenieros Aeronáuticos en Madrid, y con su grupo de trabajo desarrollaba algunos trabajos para la industria Aeroespacial y de Defensa y para la Agencia Espacial Europea, sobre todo en el área de análisis de misión, que consiste en determinar la órbita o trayectoria óptima para que un satélite pueda cumplir su misión. En esa época en España existía un vacío en este mercado, pero el grupo de trabajo de mi padre tenía todo el conocimiento necesario para este tipo de actividad. Así, cuando la Agencia Espacial Europea convocó un concurso para un contrato de análisis de misión de varios años, mi padre vio la oportunidad para un grupo de profesionales altamente motivados como el suyo, se lanzó y fundó la empresa. Las actividades de GMV en Defensa también tienen su origen ya en el grupo universitario de mi padre, con el desarrollo del simulador del sistema de vuelo del avión militar C-101 para Ceselsa, hoy integrada en Indra. En GMV le siguieron otros proyectos de simulación para la Armada, de defensa antimisiles y de escenarios de combate naval”.

¿Cuáles han sido los principales hitos de GMV hasta el día de hoy?
A partir de la actividad inicial en el sector Espacio, la compañía fue ampliando sus competencias primero en el sector Aeroespacial, en el que en áreas específicas hemos llegado a una posición de liderazgo mundial. Así hoy somos el proveedor número uno a nivel mundial de sistemas de control de satélites de telecomunicaciones. También somos un referente principal en sistemas de navegación por satélite, participando de forma muy relevante en el desarrollo de los sistemas Europeo EGNOS y Galileo.
A lo largo de los años 90 las actividades de GMV se ampliaron también a otros sectores mediante transferencia de tecnologías. El uso de la navegación por satélite para aplicaciones civiles estaba en sus inicios, y GMV fue una de las primeras compañías en desarrollar aplicaciones para el sector transporte. Hoy GMV se ha consolidado entre los cinco primeros proveedores de sistemas telemáticos para el transporte público, que estamos exportando a ciudades de todo el mundo, además de trabajar en nuevos desarrollos para la gestión de coches compartidos o del automóvil inteligente.
Ya a finales de los años 80 y también a través del trabajo con la ESA, en GMV se utilizaba internet como herramienta de trabajo. Hay que recordar que entonces el correo electrónico era aún desconocido a nivel privado y empresarial, la comunicación se hacía por teléfono o por fax. GMV tiene la dirección web empresarial más antigua registrada en España e instaló el primer cortafuegos. Hoy proporcionamos servicios de seguridad, portales corporativos, soluciones especializadas y una amplia gama de productos, por ejemplo de cifrado y protección de información crítica.
En Defensa, GMV hoy es un proveedor de confianza de las Fuerzas Armadas y organismos internacionales de Defensa y Seguridad en el ámbito de los sistemas de comando, control, inteligencia y reconocimiento, los sistemas de vigilancia fronteriza, y los sistemas de seguridad y control de accesos en edificios e instalaciones sensibles. Somos muy activos también en el desarrollo de sistemas embarcados de aviónica, también para aeronaves no tripuladas como el ATLANTE.
Además de la diversificación sectorial, a partir del año 2000 apostamos fuertemente por la expansión también a nivel internacional. Empezando por Estados Unidos en 2004, hemos ido abriéndonos mercado en diversos sectores en varios países europeos y también en Asia. Hoy ya contamos con filiales en una decena de países.