Bienvenido a Sector Ejecutivo, revista de Economía y Empresas / España, Nº 226 Noviembre de 2017

Aurelio Vázquez Villa, consejero delegado para Europa, Oriente Medio y África de IBEROSTAR Hotels & Resorts

Juan Comas

Con más de 100 hoteles en 17 países de todo el mundo, no cabe duda de que IBEROSTAR Hotels & Resorts se ha convertido en una de las empresas turísticas españolas más exitosas y con mayor renombre internacional. Con marcas específicas orientadas a un cada vez más segmentado público, la familia Fluxà, cabeza de la compañía y fundadora de la división hotelera en 1986, ha impreso durante toda su trayectoria un compromiso de fidelidad a su producto que se ha traducido en cuidado y atención a sus clientes. Una filosofía de empresa que les permite competir en mercados internacionales con grandes colosos del sector, que ni siquiera logran acercarse a los niveles de su producto ni de sus resultados. Con el mejor Todo Incluido del mundo -instalado en México- y el mejor de Europa -en Tenerife- y una creciente apuesta por el segmento urbano, la cadena se encuentra en pleno proceso de relevo generacional.

La cadena está dedicada casi exclusivamente a hoteles vacacionales de cuatro y cinco estrellas. Háblenos de uno de sus establecimientos tipo en cuanto a decoración, instalaciones, integración en el paisaje autóctono de su zona, etc.
La característica principal de los hoteles IBEROSTAR es su localización Premium. Nuestros hoteles ocupan siempre ubicaciones privilegiadas, ya sea frente a las mejores playas del mundo o en edificios históricos. También procuramos integrar perfectamente la arquitectura y el diseño de nuestros establecimientos con el entorno que nos rodea.
Operamos en muchos países y en culturas muy diferentes, cada uno con su propia forma de gestionar materiales o enfocar el paisaje y para nosotros es fundamental que haya una correcta adaptación e influencia de la cultura e idiosincrasia local. A partir de ahí, desarrollamos un estilo y una decoración específica para que cada hotel IBEROSTAR tenga una personalidad propia. Muebles de diseño, materiales de nueva generación, ambiente moderno y mediterráneo o excelentes instalaciones gastronómicas, son algunos de los rasgos que nos definen.

¿Para qué tipo de clientes están pensados sus establecimientos y cómo ha variado el perfil de sus huéspedes en los últimos años?
Nuestro compromiso con la calidad y con la plena satisfacción de los clientes conlleva una diversificación clara de nuestro producto. Hay que ser versátil. Por una parte, el turismo familiar sigue siendo un componente fundamental en nuestro modelo de negocio. Para estos huéspedes seguimos renovando nuestra propuesta de productos e innovando con nuevos hoteles, nuevos servicios para los más pequeños como parques acuáticos o programas de animación segmentados en diferentes edades.
Esta apuesta de valor nos ha permitido alcanzar diferentes reconocimientos, como en el IBEROSTAR Anthelia que ha sido considerado el mejor “Todo Incluido de Europa” según TripAdvisor. En paralelo, seguimos apostando por el segmento “Sólo Adultos” del que fuimos pioneros hace ya más de 10 años, un sello bajo el que nuestros huéspedes adultos pueden encontrar una oferta de relax con una propuesta de actividades y servicios orientados en exclusiva para ellos, que van desde amenities especiales a experiencias únicas como un tour para contemplar las estrellas o actividades exclusivas de ocio y entretenimiento.
En paralelo hemos desarrollado con gran éxito nuestra gama más alta de productos: The Grand Collection. Una categoría bajo la que se encuentran los hoteles de la cadena 5 estrellas gran lujo que ofrecen los servicios más exclusivos, como el IBEROSTAR Grand Hotel Paraíso, seleccionado durante varios años como el mejor Hotel Todo Incluido del mundo por los usuarios de TripAdvisor.
Finalmente, estamos impulsando una línea de hoteles urbanos, con presencia en Madrid, Miami, La Habana, Santa Cruz de Tenerife y Budapest, y el objetivo de abrir a principios de 2017 en Barcelona. La intención es ir abriendo progresivamente en las principales capitales turísticas europeas.