Bienvenido a Sector Ejecutivo, revista de Economía y Empresas / España, Nº 220 Abril de 2017

Raúl Lozano Vázquez y Alberto Lozano Vázquez, consejeros delegados de REDUR

Diego Roves

REDUR acaba de recibir el Premio EnerTIC por la innovación tecnológica aplicada a las buenas prácticas en el sector de la logística. Todo un orgullo, especialmente para una compañía que, desde sus orígenes, ha apostado por la innovación como respuesta de calidad a las necesidades de sus clientes. La fundación de REDUR, en 1973, supuso el primer servicio en España de transporte urgente con la ruta Zaragoza-Madrid-Zaragoza. Con el centro logístico privado más importante de España, la segunda planta fotovoltaica sobre cubierta mayor de Europa y el producto nacional de transporte con control de temperatura entre 15º-25º grados específicamente diseñado para el sector farmacéutico, no cabe duda de que esta compañía se encuentra a la cabeza de su ámbito de actividad. Socios fundadores de la segunda red de transporte de mercancías más importante de Europa, Eurodis, cuenta con más de 2.000 empleados y una flota superior a los 1.000 vehículos, tienen presencia en 35 países europeos y disponen de 60 delegaciones.

REDUR tiene el parque logístico privado más grande de España. ¿Dónde está situado, con qué extensión, metros construidos y operativos, etc.?
R.L.: Se encuentra en el municipio de Algete. Tenemos una superficie en terreno de 515.000 metros cuadrados. La primera fase del proyecto son 260.000 metros cuadrados, en los que actualmente se encuentran una nave de transporte de unos 15.000 metros cuadrados y naves logísticas en un conjunto de 45.000. Importante es mencionar que somos una empresa que, debido a nuestra actividad, impactamos en el medio ambiente, pero realizamos grandes esfuerzos en reducir al máximo esa huella. Por ello tenemos instalada en nuestra cubierta la segunda planta fotovoltaica mayor de Europa. Con toda la energía solar que se produce aquí, se podría abastecer a una población de 25.000 habitantes.

En cuanto a sus servicios, ¿cuáles son los más demandados en la península e islas? ¿Y en transporte y distribución en Europa?
A.L.: Nuestro negocio principal es el transporte de paquetería y paletería a toda la Península Ibérica e islas. Esto representa aproximadamente el 60% de la facturación del grupo. No obstante, en los últimos años hemos desarrollado servicios como el transporte de mercancías peligrosas -hace cuatro años-, servicios específicos para venta online con entrega en particulares -este servicio para el comercio electrónico no para de crecer y a día de hoy supone el 3% de nuestra facturación- y el servicio internacional que durante este año ha tenido un gran crecimiento, de más de dos cifras. De las grandes redes, la más importante tras los grandes correos europeos es la nuestra: Eurodis, de la que somos socios fundadores con una participación del 9,6% y de la que me han nombrado vicepresidente del Consejo, lo que es un absoluto orgullo, ya que somos la empresa más pequeña de la red. Este pilar europeo ha supuesto para nosotros, durante el último ejercicio, aproximadamente el 10% de la facturación. Es, sin duda, la línea de negocio con mayores perspectivas de crecimiento y la más rentable, ya que prevemos que en tres años crezca hasta suponernos el 20% del balance anual.

La facturación en 2015 fue de unos 130 millones de euros. Pero su gran apuesta en crecimiento futuro está puesta en la división FARMA. ¿En qué consiste y para qué tipo de empresas está indicada?
R.L.: Es nuestra gran apuesta por convertirse en la joya de la corona. Consiste en la distribución de productos farmacéuticos entre 15º y 25º grados. Actualmente, ya existen compañías que ofrecen distribuciones de temperatura controlada. Pero de la forma en que lo hemos diseñado, desarrollado e implantado, es algo novedoso. De hecho, el Centro para el Desarrollo Tecnológico Industrial (CDTI) nos ha concedido una subvención para este proyecto debido a su innovación. La principal característica es esa limitación de temperatura exacta -ni por debajo, ni por encima-; además, se suma el hecho de facilitar la trazabilidad no sólo a nivel de localización de cada bulto, sino de su temperatura exacta; y, finalmente, la base para el sector: es un sistema validado. Asimismo, cabe destacar que está diseñado exclusivamente para el sector farmacéutico, no se mezclan mercancías con otros sectores de actividad. Actualmente nos supone una facturación no significativa, ya que su lanzamiento ha sido muy reciente. Pero prevemos una trayectoria de mucho éxito, porque vemos que cada mes los ingresos cosechados por FARMA se duplican. Un dato satisfactorio, puesto que hemos realizado una inversión de cuatro millones de euros en sistemas, vehículos y salas de temperatura.