Bienvenido a Sector Ejecutivo, revista de Economía y Empresas / España, Nº 223 Julio-Agosto de 2017

Rosa Laparra Prado, gerente de Fundación Divina Pastora

Carmen Peñalva

Siguiendo la recomendación formulada por la Dirección General de Seguros para aquellas entidades que tuvieran la inquietud moral de ayudar a algunos colectivos de nuestra sociedad, la entidad Divina Pastora Seguros creó la Fundación que lleva su nombre en el año 2004, con sede en Valencia. Entre sus fines hay que destacar la acción social y la atención a personas con alto riesgo de exclusión social. Está orientada a la promoción de obras sociales, benéficas, culturales, médico sanitarias, de protección a la salud y medioambientales. También a la participación en labores formativas, educativas y a apoyar la investigación. Su objetivo es revertir a la sociedad y a los asegurados de Divina Pastora la confianza depositada desde 1957.

La Fundación creó la Cátedra Divina Pastora de Deporte Adaptado de la Universitat de València en 2011. ¿A qué se dedica? ¿Qué balance hace de todos estos años?
La Cátedra, como bien dice, se constituyó en 2011 con la finalidad de fomentar el estudio, la investigación, los hábitos saludables y el debate sobre el deporte adaptado. Promueve los estudios reglados, la organización de seminarios, cursos, conferencias y la convocatoria de becas, premios y concursos relacionados con esta práctica. Fue la primera Cátedra de estas características que se creó en todo el sistema universitario. El balance de estos cinco años es muy positivo. Cada vez son más los estudiantes de la Universitat de València con alguna discapacidad que optan a las diferentes ayudas que otorga la Cátedra o que pueden beneficiarse de las numerosas actividades deportivas inclusivas que se llevan a cabo. Este año, además, por primera vez cuatro deportistas paralímpicos de la Cátedra (Maurice Eckhard, Mónica Merenciano, Héctor Álvarez y Héctor Cabrera) han participado en unos Juegos Paralímpicos.

La música está muy presente en la actividad de la Fundación Divina Pastora, pero siempre desde un punto de vista social. Desde 2015 colaboran con la Asociación Valenciana de Enfermos de Alzheimer con el patrocinio de su coro Las Voces de la Memoria, el único de España formado por enfermos de Alzheimer. También patrocinan el Certamen Musethica, que trata de acercar la música a los colectivos que normalmente no tienen acceso a ella. Háblenos de estas dos iniciativas que fomentan la música desde puntos de vista diferentes. ¿Qué les aporta la música a estos colectivos?
Empezamos a colaborar con el Coro Las Voces de la Memòria en 2014, desde 2015 con el patrocinio de su gira de conciertos y este año hemos respaldado esta iniciativa por segundo año consecutivo. Es increíble ver cómo trabajan con este coro, el único de España formado por enfermos de Alzheimer. La música tiene un gran poder terapéutico y, a través del trabajo con este coro, se consigue que enfermos que ya no pueden conocer a sus familiares sean capaces de reconocer una canción con sólo escuchar una pequeña parte de una melodía, disfrutar, vivir momentos de ilusión, ese es el efecto del poder de la música en estos enfermos. Además, hemos visto cómo han sido capaces de aprenderse e interpretar canciones de los años 80 y 90 que, aunque no son de su época, es la de sus hijos y sí las habían escuchado antes. Este año, incluso, han grabado un videoclip con la canción “Chiquilla” junto al líder de Seguridad Social.
También, por medio de la música hemos tenido el placer de poder patrocinar una conferencia/concierto, tanto en Barcelona como en Valencia, llamada “El canto de las neuronas”. El vídeo de la misma se ha colgado en Youtube para ayudar a un programa de investigación.
En cuanto al certamen Musethica el objetivo es totalmente diferente. Colaboramos con ellos desde hace tres años para fomentar y difundir la música clásica entre aquellas personas que no tienen fácil acceso a ella, sobre todo personas con discapacidad, personas mayores, niños, inmigrantes y colectivos en riesgo de exclusión social.
Con la ocasión que nos brindan estas actividades que, desde el inicio hemos creído válidas por su objetivo, confirmamos que la aportación que la música consigue en estos colectivos es totalmente sorprendente y beneficiosa.