Bienvenido a Sector Ejecutivo, revista de Economía y Empresas / España, Nº 223 Julio-Agosto de 2017

Carlos Fernández Carriedo, consejero de Empleo de Castilla y León

José Luis Guerrero

Carlos Fernández Carriedo (Palencia, 1963) es, sin duda, uno de los hombres más cualificados para suceder a Juan Vicente Herrera en la Presidencia de la Junta de Castilla y León, dado que atesora virtudes y capacidades para ello. Es joven, está suficientemente preparado y además acumula una gran experiencia en la vida política y administrativa de la Comunidad.

Además de afrontar el reto del empleo, ha asumido usted también el asunto demográfico. Esta Comunidad sufre el problema de la despoblación de manera seria al igual que otros territorios del Estado. A futuro ¿dónde estaremos los 2,5 millones de habitantes que actualmente poblamos Castilla y León?
Somos una de las comunidades autónomas que tiene más esperanza de vida, dentro de un país que tiene una de las tasas de esperanza de vida más altas del mundo. Según los últimos informes del INE, tenemos una esperanza de vida de 84 años en Castilla y León, que es más alto en el caso de las mujeres. Lo mejor de todo es que se está creando empleo en la Comunidad y está aumentando la población activa. Es verdad que hay mucha movilidad geográfica en el escenario mundial, pero yo creo que los ciudadanos de Castilla y León estarán allí donde por formación y su cualificación decidan estar.

Usted apuesta por aprovechar el actual debate sobre las pensiones para demandar al Gobierno de España una estrategia nacional sobre demografía. ¿En qué línea?
En la línea en que se ha hecho en otros países europeos y en la línea de lo que defendemos nosotros en la Agenda de la Población de Castilla y León. Es importante que nos tomemos el tema de la despoblación y de las políticas demográficas como una prioridad para el conjunto de España. La demografía no es una preocupación para los ciudadanos, según revelan los últimos informes del CIS. Los grandes temas que ocupan la agenda política y social de la Unión Europea son el Brexit, el terrorismo, los extremismos, la presión de los refugiados y, lógicamente, la crisis económica y sus efectos en términos de restricción del gasto.
El debate de las pensiones o la financiación de los fondos públicos tienen que ver mucho con la demografía. España ha empezado a bajar su tasa de natalidad. En 2015 hubo menos nacimientos que el año anterior y el país tiene una perspectiva demográfica negativa, según los datos facilitados por el INE. Se habla de una pérdida de 5,5 millones de habitantes en España en los próximos 50 años y podría haber más de 200.000 personas con más de 100 años. Esto es un nuevo escenario que tenemos que tratar y dedicarle tiempo. En estos momentos, ni en Europa ni en España se está dedicando la atención que se merece la evolución demográfica.

Hay quienes piensan que usted puede sustituir a Juan Vicente Herrera primero en la presidencia del PP de Castilla y León en la próxima primavera, y más adelante en la presidencia de la Junta de Castilla y León. ¿Usted cómo ve estos pensamientos?
Estamos cada uno centrados en lo que tenemos que centrarnos, en el presente. Se habla mucho de esa hipotética sustitución. Juan Vicente Herrera tiene todavía buena parte de legislatura por delante y mucho que aportar a esta Comunidad. Son dos años muy importantes para Castilla y León porque son dos años de recuperación económica. Yo veo a Juan Vicente Herrera muy centrado y con él a todo su equipo.