Bienvenido a Sector Ejecutivo, revista de Economía y Empresas / España, Nº 224 Septiembre de 2017

José María Roncero Gómez de Bonilla, secretario general de AECIM

Diego Roves

AECIM es la Asociación de Empresas del Metal de Madrid, organización que representa los intereses del sector del Comercio, la Industria y los Servicios del Metal en la Comunidad de Madrid. Constituida en 1977 con el objetivo de defender el desarrollo empresarial de este colectivo, su crecimiento desde entonces ha sido muy significativo, representando a día de hoy a cerca de 8.000 empresas en el ámbito de la Comunidad de Madrid. Pero en AECIM no sólo tienen cabida las empresas, sino también las Asociaciones Empresariales, funcionando también como federación. Así, AECIM consigue representar a más del 50% del sector industrial madrileño, que, si bien es una proporción que engloba a la mayoría de agentes, también motiva a la agrupación a seguir trabajando en favor del crecimiento de asociados para elevar su capacidad de representación.

¿Cuántas empresas y organizaciones empresariales agrupa y qué nivel de representatividad ostentan en la Comunidad de Madrid?
Actualmente contamos con 1.500 empresas asociadas directamente y unas 6.500 de forma indirecta -AECIM es una Federación-. En AECIM están incluidas 38 organizaciones subsectoriales del metal, que van desde pequeñas y grandes instalaciones hasta el pequeño y gran comercio, así como la industria del metal, que están asociadas directamente. Esas 1.500 empresas realmente son un dato significativo de los bajos índices de sentido asociativo que tienen las empresas en la Comunidad de Madrid. No obstante, tenemos que destacar que, teniendo en cuenta la tipología de empresas que están ubicadas en nuestra Comunidad, nuestro sector representa a más del 50% de las compañías (por número de trabajadores) ubicadas en la Comunidad de Madrid. El índice de afiliación es lo que ha permitido a AECIM mantenerse en correcto estado pese a las crisis que hemos experimentado durante todo este tiempo.

Ustedes organizan jornadas y asisten a ferias nacionales e internacionales. Háblenos de ello.
El pasado año llegamos a organizar 26 jornadas, sin contar comisiones y visitas diarias a empresas. Ese es uno de nuestros principales valores, ya que en el mismo periodo realizamos una media de seis visitas diarias. Nuestros técnicos están en los polígonos, visitando y contactando constantemente con los asociados, lo que nos permite tener un alto conocimiento de sus necesidades, y, con ello, atenderlas eficazmente.
También, acudimos a muchas ferias sectoriales, especialmente a aquellas que interesan a un ámbito considerable de asociados, ya que estos intereses son muy diferentes entre los segmentos de empresas y no podemos a acudir a todas las que al sector industrial le gustaría.

¿La formación continua es el principal reto de las empresas del metal en la Comunidad de Madrid? ¿En qué áreas de especialización es más necesaria ésta? ¿Qué iniciativas llevan a cabo en este ámbito para mantener siempre al día a los trabajadores?
La formación en nuestro sector es un tema básico.
Para la competitividad de nuestras empresas, la formación es un factor esencial, tanto de los trabajadores como de la gerencia de nuestras pymes. Las empresas industriales gastan en formación un 34% más que las empresas de construcción y comercio y hasta un 80 más en el sector hostelero lo que pone de manifiesto la necesidad básica de una actualización constante del conocimiento.
Nosotros creemos que el futuro de la formación continua crece por la línea de la formación bonificada, ya que al decidir las empresas la formación que imparten se ajusta a sus necesidades. Desde AECIM les asesoramos con las gestiones y el contacto con proveedores de calidad.