Bienvenido a Sector Ejecutivo, revista de Economía y Empresas / España, Nº 223 Julio-Agosto de 2017

Juan Viñas, presidente del Grupo Carrís

Juan Comas

El Grupo Carrís nace hace 10 años de la mano de su presidente, Juan Viñas. Su éxito se encuentra avalado por cinco unidades de negocio con las que ha encontrado un importante hueco en el mercado habiendo luchado contra uno de los más desfavorables escenarios económicos de la historia de España. Compromiso, lealtad, plena vocación de servicio e ilusión han sido desde sus inicios los pilares sobre los que Viñas ha creado una de las empresas con más futuro y proyección del sector del turismo. Una cadena hotelera formada por singulares establecimientos en Galicia y Oporto, una apuesta por el segmento del público ‘Millenial’ a través de los originales Bluesock Hostels, la inversión en la organización de congresos y el nicho MICE con la creación de la división Carrís Eventos, la pasión por el Camino de Santiago materializada en la marca Benvido Albergues y en la Fundación Jacobea y la diversificación hacia el producto enológico con el nacimiento de la bodega Vinos do Douro, son las bases sobre las que se asienta este grupo empresarial impulsado con tesón y, sobre todo, con gran visión estratégica.

El grupo cuenta en la actualidad con cinco unidades de negocio. Háblenos de la primera, Carrís Hoteles.
Los cinco hoteles actuales se encuentran en las principales ciudades gallegas y en Oporto. Nuestro buque insignia es el Hotel Carrís Porto Ribeira (Oporto), en primer lugar por la calidad del establecimiento y también por la grandeza de la ciudad, que está funcionando fenomenal tanto a nivel turístico como a nivel de negocio. Está siendo visitada por media Europa con una política aeroportuaria fantástica. Este hotel es un edificio de principios del siglo XX, un antiguo palacio rehabilitado que cuenta con 90 habitaciones y estamos ampliando a 70 habitaciones más. Se ubica en el epicentro del destino y es una joya para viajeros de tiempo libre y de negocios. También estamos en Ferrol, a través del Hotel Carrís Almirante, un clásico de la localidad, con 98 habitaciones de las que siete son suites. En La Coruña tenemos el Hotel Carrís Marineda, con 110 habitaciones y ubicado en el Centro Comercial Marineda City, uno de los más grandes de España. El Hotel Carrís Casa de la Troya se encuentra en Santiago de Compostela, muy próximo a la Catedral, y es un establecimiento muy lindo no sólo por su arquitectura, sino por su tamaño, ya que sólo cuenta con 23 habitaciones. Más hacia el sur, en Orense, tenemos el Hotel Carrís Cardenal Quevedo, que dispone de 43 habitaciones modernas, elegantes y amplias en un ambiente muy acogedor.

¿Qué es Bluesock Hostels y para qué tipo de clientes están pensados?
Es nuestro proyecto bebé, nuestro niño pequeño. Tras los años de dificultades en el devenir de nuestra iniciativa hotelera, hemos desarrollado una estrategia financiera que nos ha permitido llevar a buen término un producto hotelero con menor apalancamiento. Todo esto podemos conjugarlo con una propuesta novedosa: la apuesta del segmento de entre los 18 y los 28 años por los hostels. Es una forma propia de viajar, se trata de un perfil diferente de viajero que no es una moda, sino que ha llegado para quedarse. Interactúan y viven rápidamente en entornos digitales, y suelen elegir alojamientos donde conviven unos con los otros, compartiendo habitaciones con baño y en las zonas comunes, entablan conversaciones e intercambian experiencias. Hay muchos establecimientos de este tipo, pero Bluesock nace con la intención de convertirse en una gran cadena profesionalizada, de entre 200 y 300 camas por establecimiento y que permite una economía de escala, ya que la inversión es menor que la que se realiza para un hotel, los precios también son menores que los de un alojamiento hotelero, pero la rotación es mayor, por lo que creemos que se trata de un negocio sostenible y rentable y con vocación internacional. Son opciones que, además, han sido diseñadas para ser cálidas, funcionales, modernas y singulares, debido a nuestra apuesta por el cuidado del interiorismo. El primer Bluesock ya se ha abierto y está operando en Oporto, frente al Hotel Carrís Porto Ribeira y el próximo año está prevista la apertura de uno en la Gran Vía de Madrid y otro en la Avenida de Liberdade en Lisboa.