Bienvenido a Sector Ejecutivo, revista de Economía y Empresas / España, Nº 221 Mayo de 2017

Miguel Lorenzo Searl, director general de Tempur Sealy España

Arturo Díaz

Tempur empezó gracias a los científicos de la NASA, que desarrollaron un material capaz de aliviar la presión a la que están sometidos los astronautas en el despegue. El invento pasó al dominio público en 1989 y Fagerdala World Foams, empresa ubicada en Suecia especializada en producción de espumas técnicas, encontró un proceso de fabricación para realizar un producto de calidad, duradero y a gran escala con las mismas propiedades de alivio de presión. Una de las motivaciones es que la hija de uno de los ingenieros de la empresa tenía problemas de salud y debía permanecer mucho tiempo en cama, por lo que padecía úlceras de presión. El material que consiguieron producir los ingenieros suecos permitía una mejor distribución del peso corporal al aumentar la superficie de contacto con el cuerpo, sin ejercer presión sobre el usuario. Uno de los primeros usos del material Tempur fue la producción de colchones de uso terapéutico para la prevención y tratamiento de las úlceras de presión.

¿Qué relevancia tiene Tempur en el mundo del descanso?
Tempur Sealy es el líder mundial con una presencia en más de 80 países y una facturación consolidada de 3.127,3 millones de dólares en 2016. Pero, a principios de los años 90, nadie conocía la marca ni el material. Desde entonces, Tempur ha sabido demostrar a millones de usuarios que su material ofrece numerosos beneficios para el descanso y la salud y que un colchón adecuado no es un colchón duro, sino un colchón que se adapta a los contornos del cuerpo. Los materiales tradicionales, como el muelle o el látex, se comprimen al deformarse y crean puntos de presión. El material Tempur es diferente, ya que responde al peso y al calor del cuerpo, volviéndose más mullido en las zonas en contacto. La superficie de contacto con el cuerpo es más grande, se distribuye mejor el peso corporal y se puede descansar sin cambiar de posición a menudo. Además, la amortiguación es óptima: los movimientos de la pareja no se notan. El resultado es un descanso muy reparador y sin puntos de presión.
Prueba de nuestro éxito es la cantidad de competidores que empezaron a copiarnos aprovechando nuestra notoriedad y el resultado de años de investigación. Esto nos obliga a seguir investigando y dedicar más recursos al desarrollo de nuevos productos. Queremos ser la referencia en el sector del descanso con materiales de última tecnología y mantener nuestro liderazgo. Los resultados de los estudios independientes que llevamos a cabo en 2014-2015 demuestran que estamos haciendo bien nuestro trabajo: Tempur es número uno en satisfacción del consumidor en los países analizados y 9 de cada 10 usuarios de colchones Tempur de España estarían dispuestos a volver a comprar un modelo de la misma marca.

A pesar de ser el proveedor de equipos de descanso más grande del mundo, ¿es difícil ganar cuota de mercado en España?
Con Tempur era difícil seguir aumentando la cuota de mercado año tras año. Al tratarse de una marca de gama alta, no podíamos aspirar a que todos los españoles durmieran en nuestros colchones. Con la llegada de Sealy, tenemos una oferta más amplia, incluyendo colchones más económicos. Los colchones Sealy están ayudándonos a seguir aumentando cuota de mercado en España y Portugal. En breve, dispondremos de un colchón Sealy exclusivo para El Corte Inglés, que fortalecerá la posición de la marca dentro de los departamentos de colchonería de nuestro principal cliente.