Bienvenido a Sector Ejecutivo, revista de Economía y Empresas / España, Nº 226 Noviembre de 2017

Manuel Teruel Izquierdo, presidente ejecutivo de Taim Weser

Juan Comas

La actividad de Taim Weser se centra en proyectos llave en mano: Instalaciones del transporte y manejo de materiales a granel, desde carbón o coque de petróleo hasta cereales. El rango de equipos incluye desde sistemas de transportadores por banda, maquinaria de parque para el apilado y recogida del material, tolvas y estaciones de carga de vagones hasta cargadores de barcos.
En elevación, está especializada en el suministro de grúas puente y pórtico de gran capacidad y responsabilidad para los principales sectores industriales.
En el campo de los residuos urbanos, Taim Weser suministra plantas de compostaje para la maduración de los residuos orgánicos, en las que a partir de un proceso totalmente automatizado, se minimiza el volumen de los residuos y se optimiza su ciclo de gestión
Y por último, en el campo de las energías renovables su actividad se centra, por un lado, en el desarrollo y comercialización de tecnología propia de valorización energética de biomasa y, por otro, en el desarrollo de proyectos eólicos.
Todos estos proyectos van destinados a clientes dentro de los principales sectores industriales, tales como siderúrgico, petroquímico, minero, energía, nuclear, portuario entre otros.

¿Cómo una empresa desde Zaragoza puede exportar el cien por cien a los cinco continentes?
Taim Weser es una empresa de capital aragonés que quiere ser excelente desarrollando proyectos “llave en mano” en cualquier lugar del mundo en los campos de: la elevación, transporte, residuos sólidos urbanos y energías renovables. Nuestra vocación es el mundo, desde 2008 el 100% de nuestras ventas son fuera de España, de las cuales: el 30% se hace en Zaragoza en nuestras instalaciones. El 50% en el país de destino, para reducir costes de trasporte y porque una parte se cobra en moneda normalmente no convertible y hay que gastarla en destino. El 20% fuera de nuestras instalaciones, bien en España o en terceros países.
Empezamos siendo una empresa con una gran capacidad de fabricación, luego nos transformamos creando una gran ingeniería para dar complementariedad al taller y hoy somos una gran ingeniería que hace proyectos “llave en mano”, que diseña en Zaragoza, donde fabrica una parte muy pequeña, porque la mayor parte de los proyectos se externalizan por cualquier rincón del mundo.

La innovación es primordial en su política estratégica. Háblenos de ello.
Cada vez que vamos a un concurso tenemos que aportar nuestra tecnología propia, pero a su vez nuestros competidores también aportan la suya, y al final tenemos que diseñar con nuestro know-how y desarrollar los avances que incorporan en la licitación nuestros competidores.
Por esta razón cada venta nuestra es un proyecto de I+D, con el matiz de que tiene que ser rentable en términos economicistas, porque lo paga el cliente y sólo nos permite el éxito.

Presume usted de su equipo humano. ¿Por qué?
Porque el equipo de personas que me rodean es para sentirse muy orgulloso, por la actitud de responder como un bloque ante el problema individual, por la generosidad y entrega ante la dificultad, porque ponen el talento individual al servicio de la compañía y porque juntos somos capaces de competir en cualquier rincón de cualquier país y dejar satisfecho al cliente.

¿Hacia dónde va a ir Taim Weser en los próximos años?
Nuestra brújula es el mercado, nuestro reto es saber interpretarlo, nunca hemos hecho dos proyectos iguales.
Escuchamos las necesidades del cliente y ponemos nuestro talento para unir nuestra tecnología propia con la que aportan terceros, para hacer un proyecto que sea la mejor solución técnico-económica para nuestro cliente.
Lo más importante es que la marca Taim Weser, tiene el suficiente prestigio y reconocimiento para que cualquier tecnología colateral que aportamos a nuestros proyectos, el cliente lo valore bajo nuestra responsabilidad. Sobre temas más generales.

¿Qué papel juega la Universidad en la empresa?
La Universidad es fundamental, el talento competitivo de nuestra empresa está soportado por más de doscientos titulados universitarios.
La formación empírica universitaria es muy buena, las habilidades se adquieren en la empresa.
La asignatura pendiente de la Universidad son las habilidades, aunque debo reconocer que se está mejorando muchísimo.