Bienvenido a Sector Ejecutivo, revista de Economía y Empresas / España, Nº 226 Noviembre de 2017

Íñigo de Susaeta Córdoba, socio director general del Family Office Arcano de Arcano Partners

Carmen Peñalver

Arcano Partners se fundó en 2003 para dar respuesta a una necesidad que existía en el mercado por entonces, y era ofrecer un asesoramiento financiero de valor e independiente a las medianas empresas españolas. Desde entonces, Arcano ha crecido de manera exponencial. Ha pasado de una a tres áreas de negocio: banca de inversión, gestión de activos y asesoramiento y gestión de grandes patrimonios, que dirige Íñigo de Susaeta Córdoba.
Actualmente, Arcano cuenta con una plantilla de más de 140 profesionales en Madrid, Barcelona y Nueva York. Gestionan y asesoran activos por más de 3.600 millones de euros en “private equity”, crédito, inmobiliario y “venture capital”.
En el caso del Family Office, asesoran a más de 20 familias con un patrimonio conjunto superior a los 1.400 millones de euros.

Se cumplen 10 años desde la fundación del Family Office de Arcano. ¿Cómo ha evolucionado la actividad de asesoramiento y gestión de grandes patrimonios desde entonces?
Arcano siempre ha intentado anticiparse al mercado y dar un servicio de valor añadido a sus clientes. Fuimos el primer multifamily office (entendido como el modelo que proporciona un servicio integral a la totalidad del patrimonio de un cliente) que se lanzó en España, en un momento donde pocos grandes patrimonios veían claro contar con un asesor como nosotros y donde el modelo de remuneración por el servicio fuera directo, esto es, pago directo del cliente y sin recibir retrocesiones de terceros.
En estos 10 años, donde además hemos sufrido una de las mayores crisis de la historia, muchos de los grandes patrimonios que trabajan con Arcano Partners han podido comprobar que ese asesoramiento, desde una perspectiva integral y 360 grados, no sólo era necesario sino vital para poder preservar su patrimonio y avanzar como familias empresarias.
Hoy en día se ha avanzado mucho, pero aún queda margen para que muchos grandes patrimonios conozcan este tipo de servicios y los valoren. Y más en un momento como el actual, donde el consenso es que la crisis se está superando, donde nos encontramos con un entorno de rentabilidades tendientes a cero, con altas volatilidades en las bolsas, donde es difícil encontrar alternativas de inversión que no nos lleven a riesgos innecesarios, donde es fácil olvidarse de todo lo que ha ocurrido y volver a cometer los errores del pasado.

¿Qué aporta Arcano que no lo haga una banca privada?
Son modelos totalmente distintos. Arcano es un asesor global e independiente del gran patrimonio o empresa familiar, mientras que la banca privada es la que ofrece distintos productos o servicios de inversión, pero sin analizar en conjunto qué necesidades tiene ese gran patrimonio y qué es lo que realmente le conviene. Somos complementarios. Al igual que un paciente que necesita un médico de cabecera y una serie de productos farmacéuticos para poder recuperarse, así un inversor necesita un médico de cabecera (nosotros) y una serie de productos farmacéuticos (bancos, gestoras, proveedores inmobiliarios, iniciativas empresariales, fiscalistas…) para poder tener salud en su cartera de inversiones y en su patrimonio.

¿Es España en estos momentos un lugar atractivo para invertir?
Sin duda. Fuimos como firma, Arcano, una de las primeras en apostar por España como destino de inversión en 2012, cuando en ese momento nadie veía las cosas tan claras. Hay que recordar que Arcano Partners fue la primera compañía que en 2012 publicó su ya hoy famoso “The Case for Spain” poniendo en evidencia las oportunidades que el mercado español ofrecía en un momento en el que los inversores “huían” de España. En nuestro caso, fuimos consistentes con la visión planteada y por eso fuimos de los primeros en invertir en deuda española y en activos inmobiliarios y hemos mantenido e incrementado esa apuesta.