Bienvenido a Sector Ejecutivo, revista de Economía y Empresas / España, Nº 235 Septiembre de 2018

Alejandro Lara López, consejero delegado y director general de CooperVision Iberia

Carmen Peñalver

Lo que hoy es The Cooper Companies, se fundó en 1958 por su predecesor, Martin H. Smith Co., y luego incorporada como Cooper Tinsley Laboratories, Inc. en 1961, la compañía cambió su nombre a Cooper Laboratories Inc. en 1967. Durante una reestructuración en la década de 1980, Cooper Laboratories se reorganizó en tres grupos, CooperVision, CooperCare y CooperBiomedical, y otro grupo, Cooper Medical Devices Corp, se agregó un año después. En 1987, la empresa adoptó el nombre de Cooper Companies, con CooperVision como filial. En la década de 1990, a través de varias adquisiciones, la compañía se había expandido a otras áreas de la salud, incluidos, entre otros, dispositivos médicos y productos farmacéuticos oftálmicos.

¿Desde cuándo en España, por qué y con qué objetivos?
La presencia de CooperVision en España se remonta a la distribución de los productos Aspect Vision por la empresa local Solo Tech, S.L. en 1990. En el año 2000 la empresa fue absorbida en España y en 2002 completó su instalación en la Península Ibérica con la compra de Hydron. Actualmente es la líder del sector en España, presente en el 98% de las ópticas, lo que representa unos 9.000 puntos de venta.
Con estas cifras, el objetivo no puede ser otro que mantener ese liderazgo y la confianza de los clientes, aportando constantemente nuevas soluciones para clientes y usuarios.

Ustedes son líderes en el mercado ibérico, con un porcentaje del 50%, en lentes de contacto. Háblenos de su gama de productos Biofinity, Clariti, MyDay, etc.
Nuestro liderazgo en el mercado de las lentes de contacto se debe a la constante incorporación de novedades tecnológicas a un producto que, podemos decir sin temor a exagerar, se parece muy poco al que los primeros usuarios conocieron hace décadas. Hoy, los materiales son mucho más cómodos y biocompatibles, pero, además, llegan a un porcentaje mucho mayor de casos resueltos. Aunque para la vida diaria de nuestros usuarios lo que más ha cambiado es la amplia gama de lentes de contacto desechables de uso diario y por eso, hemos incorporado lo último en materiales en gamas para todos los públicos como Clariti™ 1 Day, que es la primera y única familia de Hidrogel de Silicona en esférica, tórcias y multifocales; My.Vision™, destinada por primera vez también a las necesidades específicas de niños y adolescentes, o la premiada Biofinity™ Energys, capaz de combatir la fatiga visual propia del uso de pantallas digitales constante. Nuestra última aportación en innovación es la lente MiSight™, que ha demostrado ser capaz de frenar el aumento de la miopía en niños y adolescentes. Nuestro objetivo es mejorar la visión y calidad de vida del mayor número posible de personas, y en esa búsqueda de soluciones constante llega el crecimiento y liderazgo.

¿Qué porcentaje de usuarios de lentes de contacto hay en España comparado con el entorno?
España es un país muy por debajo de la media de uso en lentes de contacto comparado con otros países de similar nivel económico y sociocultural. Apenas llegamos al 4% de la población, mientras que en nuestro entorno más cercano las cifras llegan al 8% o el 12% que optan por esta solución. Los fabricantes como CooperVision somos conscientes de que esto representa un reto apasionante y una oportunidad de crecimiento como en pocos sectores pueden plantearse. Se trata de una categoría de producto que, en muchos aspectos, está aún virgen frente a su competencia directa, que son las gafas. La paradoja es que estamos hablando de un producto con un target perfectamente identificado al que podemos ofrecerle una mejora demostrada. Nos falta convencerle.