Bienvenido a Sector Ejecutivo, revista de Economía y Empresas / España, Nº 234 Julio-Agosto de 2018

Rogelio Cuairán Benito, director general de Feria de Zaragoza

Carmen Peñalver

Feria de Zaragoza es una de las entidades más longevas en la actividad ferial y, realmente, su historia merece ser contada. La Feria nació por iniciativa de la Cámara de Comercio de Zaragoza que, con 600.000 pesetas aportadas por patronos y obreros, organizó la primera Feria Oficial y Nacional de Muestras, hoy denominada Feria General.
El principal objetivo era el fomento del comercio y de la industria, convirtiéndose en un importante aliado para el desarrollo y crecimiento de los sectores empresariales.
Este hecho supuso un punto de inflexión para toda la comunidad aragonesa y contó con el apoyo de las más ilustres instituciones del Estado y organismos de la época.

Feria de Zaragoza es una de las principales organizaciones feriales de Europa. ¿Cómo se llega a ello y qué papel han jugado en esta trayectoria de éxito, las personas, organismos, asociaciones, empresas y diversos colectivos que la han apoyado sin reservas?
El éxito acuñado por Feria ha sido posible gracias, como bien dice, a muchas aportaciones que nos han llegado de la mano de personas individuales y otras lo han hecho desde sus organismos, empresas o asociaciones. Además, en nuestra historia ha tenido un papel fundamental la Cámara de Comercio e Industria de Zaragoza, cuyo presidente, Manuel Teruel, es, al mismo tiempo, el presidente de Feria de Zaragoza.
Durante estos más de setenta y seis años de vida hemos contado con importantes apoyos, pero esto no habría sido posible sin el esfuerzo, el trabajo y la dedicación que han aportado todas las personas que han pasado por Feria de Zaragoza. En cualquier actividad, y mucho más en el mundo ferial, ser parte de los líderes no es fácil y no se trata de suerte o casualidad, sino que es fruto de años de estar al lado de los distintos sectores, escuchar y aprender para obtener un knowhow que nos ha permitido posicionarnos entre los primeros organizadores de Europa.

Sus Salones Monográficos son un referente. ¿Cuáles son los más longevos y los que tienen mayor número de visitantes?
De este primer certamen nacieron los que hoy son los grandes salones de Feria de Zaragoza. De ellos, destaca la Feria Internacional de Maquinaria Agrícola, FIMA, que del 20 al 24 de febrero de 2018 celebra su 40 edición y contará con cifras de récord: más de 1.500 marcas y 160.000 metros cuadrados de exposición. Junto a ella, otros salones importantes son Feria del Mueble de Zaragoza, que en seis ediciones se ha posicionado como la número uno del sector en la península ibérica y una de las que más suenan en Europa; SMAGUA, el Salón Internacional del Agua, FIGAN, para la Producción Animal y otras citas tan relevantes como ENOMAQ, TECNOVID o SMOPYC.
Feria de Zaragoza siempre ha estado a la vanguardia del sector ferial y, sobre todo, ha sido un fiel aliado de las empresas, a las que trata de dar respuesta, siempre desde un punto de vista profesional. Este tiempo y su avalada trayectoria han sido suficientes para posicionar a la institución entre los primeros puestos del escalafón ferial.

La Feria es un motor económico relevante a nivel provincial, autonómico y estatal. Háblenos de sus grandes magnitudes.
Más de 200.000 empresas y millones de visitantes han recorrido los 360.000 metros cuadrados de recinto y han participado en alguno de los 156 salones que la institución ha puesto en marcha a lo largo de su historia.
Estas cifras ponen de manifiesto la importancia de Feria de Zaragoza como eje de desarrollo económico, que se sitúa en perfecto equilibrio con el tejido empresarial y social de Aragón.
En Feria estimamos que anualmente generamos un impacto económico que puede estar en torno a los 500 millones de euros, lo que, además, supone la creación de más de 8.000 puestos de trabajo entre directos e indirectos.