Bienvenido a Sector Ejecutivo, revista de Economía y Empresas / España, Nº 229 Febrero de 2018

Eduardo Gómez Martín, director general de ESIC Business & Marketing School

Juan Antonio Clemente

Desde su fundación, hace ya más de 52 años, en ESIC han sucedido muchos hitos importantes que han marcado la historia de éxito de la Escuela, tales como la construcción del campus central actual en Pozuelo de Alarcón de Madrid; la adquisición del edificio de Arturo Soria para potenciar y desarrollar el área de Executive Education; la llegada con centros propios o a través de “partners” locales a Valencia, Zaragoza, Pamplona, Sevilla, Málaga, Barcelona, Bilbao, Granada, y Galicia, así como la apuesta internacional con campus propios en Curitiba y Brusque en Brasil.

¿Cómo está afrontando la Escuela los vientos de cambio que estamos viviendo no sólo en el sector educativo sino en la sociedad en general?
Actualmente estamos viviendo una profunda transformación empresarial que está colocando a la Educación en el epicentro del avance y la evolución positiva de nuestra sociedad. En este escenario, el problema no está sólo en la innovación, sino en la capacidad que tengamos de integrar esta innovación en nuestra actual estructura aprovechando al máximo los recursos existentes.
A raíz de este proceso de transformación que está viviendo el mercado, la Escuela hizo un profundo diagnóstico de cómo debía afrontarla, qué factores habían hecho posible que tenga una historia de éxito como la que tiene, pero también, una gran reflexión sobre a qué valores no podía renunciar.
Tras realizar este análisis, creemos que uno de nuestros principales retos, entre otros, es impulsar la transformación cultural de ESIC a través de cinco culturas: el servicio a nuestros stakeholders poniendo al alumno en el centro de nuestra estrategia, pero también teniendo en cuenta a los empleados y proveedores; la cultura de la novedad, para que toda nuestra organización tenga músculo para afrontar con éxito los cambios continuos que estamos viviendo; la excelencia a nivel profesional, familiar y personal de todos los que formamos la gran familia de ESIC, pues la excelencia comienza por uno mismo; la cultura de la diversidad, pues somos conscientes de que la Escuela la formamos miembros de distintas generaciones, nacionalidades, procedencias y áreas de conocimiento que conviven en un entorno plural que más que restar suma, pues estamos convencidos que una organización diversa estará mucho más preparada para formar alumnos globales para la empresa; y la corresponsabilidad, no sólo para impartirla en los programas, sino para convertirla en la inspiración de nuestro día a día.

¿Por qué un futuro excelente profesional del Marketing debe formarse en su institución?
Lo primero, yo diría que un buen profesional del Marketing no debe dejar de formarse nunca para estar alineado permanentemente con los cambios de su entorno.
En nuestro caso, hay varios hechos que nos avalan: nuestra estrecha vinculación con la empresa desde 1965; un claustro formado por profesionales de reconocido prestigio del ámbito académico y empresarial; disponer de 12 campus en España y 2 en Brasil; tener suscritos más de 123 acuerdos con universidades y Escuelas de negocios de todo el mundo; un servicio exclusivo de prácticas profesionales, bolsa de trabajo y de carreras profesionales que acompaña al alumno y alumni durante toda su vida laboral; disponer de becas, financiación y seguro de finalización de estudios; contar con un centro de emprendimiento al servicio del alumno; el ser centro preparador y examinador oficial de los exámenes de Cambridge; y además, ser la comunidad más importante de directivos y profesionales en el ámbito de la empresa y el marketing en España, etc.
Creo que todo ello hace de la Escuela una excelente opción para quienes deseen recibir una formación integral y global de calidad.