Bienvenido a Sector Ejecutivo, revista de Economía y Empresas / España, Nº 233 Junio de 2018

Fernando Loscertales Martín, director general de banca privada de Bank Degroof Petercam España

Arturo Ruiz

El banco se crea en 1871 como la Banca Philippson. Los Philippson, que eran una familia de empresarios de origen belga, se centraron en lo que hoy es la Banca Corporativa financiando importantes proyectos empresariales de la época, además de invertir en el primer hospital para tratar la tuberculosis y en proyectos de ferrocarril. En los inicios de la Segunda Guerra Mundial la familia Philippson se vio obligada a abandonar el país y cedió temporalmente sus acciones al director general de la entidad, el señor Degroof, del que el Banco tomó temporalmente el nombre. Al terminar el conflicto, el señor Degroof, devolvió las acciones a la familia Philippson, los cuales, en agradecimiento, mantuvieron el nombre de Bank Degroof. Hace dos años se formalizó la fusión entre Bank Degroof y Petercam, dando origen al Grupo actual llamado Degroof Petercam, que les ha permitido alcanzar los 50.000 millones de euros bajo gestión complementando la cultura de banca privada de Degroof con la de gestión de activos de Petercam. Bank Degroof desembarcó en España en el año 2000 mediante la compra de la mayoría del capital de PrivatBank. Aprovechando la fusión el Banco en España cambió su nombre al actual de Bank Degroof Petercam.

Indíquenos las grandes cifras de Bank Degroof Petercam a nivel mundial: empleados, millones de euros bajo gestión, presencia internacional, etc.
El grupo cuenta con más de 50.000 millones de euros bajo gestión gracias al trabajo de 1.400 profesionales repartidos en las oficinas de Bélgica, Luxemburgo, Francia, España, Suiza, Países Bajos, Alemania, Italia y Hong Kong. Con una facturación por encima de los 500 millones de euros y un beneficio neto de 90 millones de euros, los fondos propios ascienden a 468 millones de euros, con un ratio de solvencia del 16,1%, que está muy por encima del exigido por los reguladores y es muy valorado por nuestros clientes.

¿Cómo definiría el Banco?
Somos un banco de clientes. El origen del equipo directivo es de banquero privado por lo que todas las decisiones se toman pensando en el cliente, en cómo adaptar los recursos del banco, dentro de un entorno regulatorio cada vez más estricto, a los objetivos de nuestros clientes. Trabajamos en un porcentaje muy alto con empresarios y directivos de empresas, de diferentes sectores y perfiles, con diferentes situaciones personales y patrimoniales, pero todos con un objetivo común, recibir un servicio diferencial e independiente. Pertenecer a un grupo con un marcado espíritu empresarial nos ayuda a ello. Además, somos conscientes de nuestra responsabilidad con la sociedad. Por eso, la Fundación Degroof Petercam lleva desde el año 2008 apoyando proyectos sociales. Somos pioneros en la inversión socialmente responsable, con más de 2.600 millones de euros bajo gestión en ISR. La excelencia, el trabajo en equipo, el aspecto humano, el espíritu empresarial y el cliente en el centro de todas nuestras decisiones son los cinco valores que gobiernan el día a día del banco.

¿En qué áreas está centrada su actividad en el mercado español actualmente?
Nuestro negocio se basa en cuatro áreas de negocio. La primera, es la banca privada, que es el área que gestiona la relación con el cliente, es la puerta de entrada al Banco. La segunda, es corporate finance que se dedica a operaciones de compra-venta de empresas, fusiones, reestructuraciones de deuda, etc. La tercera, es la gestión de activos a través de una sociedad gestora de IIC, que gestiona SICAVs y fondos de inversión. La cuarta, nos la proporcionan nuestros compañeros de asset services en Luxemburgo, que se dedican a la administración y custodia de vehículos de inversión. Un aspecto diferencial del banco en España es la flexibilidad que tenemos para trabajar con otros bancos del grupo, principalmente en Luxemburgo y Suiza, permitiendo a los clientes depositar sus activos en esos países a la vez que mantienen la relación con su banquero en España. Simplificamos los procesos para el cliente.