Bienvenido a Sector Ejecutivo, revista de Economía y Empresas / España, Nº 246 Septiembre de 2019

Hong Jo Chun, embajador de la República de Corea en España

Manuel de los Santos

 “Hay una cuestión importante que me gustaría destacar. El año 2020 marcará el septuagésimo aniversario del establecimiento de relaciones diplomáticas entre nuestros países. Aprovechando esta ocasión tan simbólica, durante mi misión en España trataré de darle un impulso a nuestra cooperación bilateral en todas las áreas. Tenemos apasionantes retos por delante”.  Así se expresa el embajador de la República de Corea en España, Hong Jo Chun.

¿Cómo califica las relaciones bilaterales España-Corea en el ámbito de la política y del intercambio humano y cultural?
En el terreno político, atravesamos nuestro mejor momento desde que iniciamos relaciones diplomáticas en 1950. El intercambio de visitas de personalidades está siendo muy intenso.
Hemos establecido también canales de comunicación política eficaces, como la Consulta Política entre viceministros, o la Tribuna España-Corea, donde coordinamos de forma regular asuntos de interés común tanto a nivel bilateral como multilateral.
En cuanto a los intercambios humanos y culturales, también hemos dado importantes pasos. En 2017 vinieron a España 450.000 coreanos. Es una cifra record que demuestra que los coreanos están cada vez más interesados en la gastronomía, el arte y la cultura españolas.
El Hallyu u “Ola Coreana” es también cada vez más conocida en España. En especial ha tenido un gran éxito el K-Pop o música coreana.  Uno de los principales artífices de este éxito ha sido el Centro Cultural Coreano en Madrid.
Estos intercambios serán aún mayores con la entrada en vigor el pasado octubre del Acuerdo de Working Holiday, y con la ampliación durante este año de nuestras conexiones aéreas directas. Después de la puesta en marcha en agosto de 4 rutas entre Barcelona y Seúl por Asiana Airlines, son ya 12 los vuelos semanales directos entre España y Corea. Desde las instituciones, debemos aprovechar y dar respuesta a esta creciente demanda. Por ello, el gobierno coreano abrirá próximamente un Consulado General en Barcelona.
Otro aspecto que no debemos descuidar es el de la cooperación académica. Hay cada vez un mayor interés por parte de nuestros jóvenes en conocer y estudiar en el otro país. En Corea son ya 15 las universidades que cuentan con departamentos de español, y en España cinco universidades imparten estudios relacionados con el mundo coreano.

Háblenos de las relaciones económicas y comerciales entre España y Corea en la actualidad y cómo las ve en el futuro.
La relación económica y comercial entre España y Corea ha dado un enorme salto en los últimos años. Nuestros intercambios comerciales el año pasado ascendieron a más de 5.000 millones de euros, el doble que en 2012, primer año de entrada plena en vigor del Tratado de Libre Comercio entre Corea y la Unión Europea. Hoy estamos en un nivel que parecía impensable hace una década, con Corea como tercer mercado de las exportaciones españolas en Asia. Un buen signo del vigor de nuestros intercambios es la próxima entrega en noviembre por Airbus España del primero de los cuatro aviones de repostaje para las Fuerzas Armadas de Corea.
Nuestra inversión mutua es también creciente y cada vez más diversificada. En el periodo 2012-2017 Corea fue el cuarto inversor asiático en España con 430 millones de euros, y el cuarto destino de las inversiones españolas en Asia, con casi 245 millones. Estamos llevando nuestra relación económica más allá de la simple venta de productos, realizando importantes inversiones mutuas en sectores clave como las manufacturas, la logística, el software o las actividades inmobiliarias.
Existe un gran potencial para la expansión de nuestros vínculos económicos y comerciales. En este sentido, desde la Embajada estamos trabajando para impulsar la cooperación entre nuestros países en nuevos campos, como las energías renovables o la Industria 4.0. Nuestra cooperación tecnológica se canaliza también a través del Centro para el Desarrollo Tecnológico Industrial (CDTI), con quien trabajamos desde 2007 para desarrollar proyectos empresariales conjuntos de desarrollo tecnológico e innovación.
Sin embargo, más allá de nuestras relaciones económicas bilaterales, es urgente que reforcemos nuestra cooperación en el mercado global. Este es un camino ya iniciado, por ejemplo, con los consorcios hispano-coreanos de construcción e infraestructuras, que ya han logrado un notable éxito operando en Medio Oriente, Latinoamérica y Asia, con 63 proyectos conjuntos hasta la fecha por valor de 18 billones de dólares. Debemos aprovechar al máximo nuestra capacidad para ejercer de puente mutuo. Por su ubicación, historia e identidad cultural, España es para Corea una excelente plataforma hacia América Latina, norte de África y Europa. Y de igual forma, Corea es para España una importante puerta de entrada a mercados asiáticos de gran envergadura, como China e India, donde contamos con una amplia red comercial y de Tratados de Libre Comercio.

[Sigue en la versión impresa]