Bienvenido a Sector Ejecutivo, revista de Economía y Empresas / España, Nº 243 Mayo de 2019

Joan Orrit Clotet, director gerente de Benito Menni Hermanas Hospitalarias

Juan Comas

La Congregación de Hermanas Hospitalarias del Sagrado Corazón de Jesús, fue fundada en Ciempozuelos el 31 de mayo de 1881, por San Benito Menni, sacerdote de la orden de San Juan de Dios, junto con Maria Josefa Recio y María Angustias Jiménez, para dar respuesta a la situación de abandono sanitario y exclusión social de las mujeres que en aquella época sufrían una enfermedad mental, aunando los criterios de ciencia y caridad, conocidos hoy en día como integración de los más recientes avances científicos con el humanismo cristiano.
El doctor Joan Orrit Clotet, director gerente del Hospital Benito Menni, uno de los centros emblemáticos de la Institución, explica: “En el momento presente la misión fundacional sigue siendo un gran reto que nos interpela diariamente. Para hacerlo posible, la Congregación, con sede en Roma, se encuentra presente en cuatro continentes, y cuenta con 1.140 hermanas, más de 10.000 colaboradores y más de 1.000 voluntarios”.
“Nuestros valores hospitalarios son un elemento clave y diferencial de la identidad de nuestra Institución, se encarnan en nuestra cultura, orientan las decisiones a tomar e inspiran el actuar diario. Nuestro valor síntesis es la Hospitalidad, consistente en ofrecer espacio y tiempo, humanidad y recursos, a los destinatarios de nuestra misión”.

¿Cómo se organiza la Congregación en nuestro país?
En nuestro país nos organizamos a través de una Provincia Canónica. Contamos con una estructura de Gobierno y un equipo directivo Provincial, dirigido por Alberto Martín de la Mata, que desarrolla un magnífico trabajo de liderazgo y apoyo a la colaboración en red en los 23 centros asistenciales y educativos y los más de 110 dispositivos de atención comunitaria con los que cuenta la institución, repartidos en 11 Comunidades Autónomas diferentes.
Más de 90 hermanas y 7.000 profesionales preparados técnica y humanamente, a los que se suman nuestros 800 voluntarios, trabajan para garantizar una atención de calidad.
En nuestro país Hermanas Hospitalarias presta atención a pacientes en torno a 6 líneas de actividad: Atención psiquiátrica y Salud mental, Psicogeriatría, Discapacidad intelectual, Daño cerebral, Cuidados paliativos y Hospital general.

¿Qué perfiles tienen los pacientes que ustedes atienden y de qué zonas geográficas proceden?
Benito Menni Complejo Asistencia en Salud Mental es un centro de referencia para una área de unos 800.000 habitantes, correspondiente a las áreas geográficas de Sant Boi de Llobregat, L’Hospitalet de Llobregat y el área del Vallés Oriental, con centro en Granollers, pero es importante reseñar que en algunas patologías somos referentes para toda Catalunya, como es el caso de personas diagnosticadas de patología dual (presencia simultánea de trastorno mental y adicción) o la unidad de adolescentes.
Asimismo, nuestros centros están concertados con la Generalitat de Catalunya, formando parte del sistema público a todos los efectos, participando del modelo de colaboración público-privada, siendo una institución privada con concierto público.

¿Con qué instalaciones cuentan y qué tipo de profesionales las atienden?
Contamos con unos 1.000 profesionales que trabajan en equipos multidisciplinares, con un perfil y formación diverso, aportando sus conocimientos específicos de un modo integrado en el seno de nuestros equipos, participando corresponsablemente en la toma de decisiones asistenciales, y estando representadas todas las especialidades del ámbito de la salud mental: psiquiatría, geriatría, medicina interna, psicología, enfermería, trabajo social, terapia ocupacional, educación e integración social, agentes de atención espiritual y religiosa, voluntariado, etc., contando con una eficiente estructura de servicios de apoyo asistencial orientados a las necesidades de las personas atendidas.  Nuestro objetivo fundamental consiste en la recuperación de nuestros pacientes con un enfoque integrador en el cual, junto al tratamiento médico, se realizan planes terapéuticos individualizados que permiten a la persona escoger distintos itinerarios orientados a su crecimiento personal y social, a través del ámbito deportivo, espiritual, laboral, relacional y artístico, configurando su proyecto de vida.

¿Cuál es el compromiso de Benito Menni CASM con la calidad, explicitado en las acreditaciones +500 EFQM, ISO, Seguridad de los pacientes y Carta de Servicios? ¿Y sus principales retos institucionales?
Nuestra vocación por ofrecer el mejor servicio posible se encuentra en los orígenes de la institución, y se explicita en nuestro documento “Marco de Identidad”; conforme a esta voluntad, nosotros mismos nos exigimos un esfuerzo de mejora continua, así como una alta conciencia de responsabilidad y transparencia, de modo que evaluadores externos, de un modo objetivo y riguroso, conozcan con precisión nuestros procesos y resultados en la salud de los pacientes y puedan dar fe de nuestra contribución a la sociedad.
En este sentido, la obtención del nivel +500 EFQM, sello de oro europeo, constituye para nosotros un motivo de gran satisfacción, dado que reconoce el esfuerzo de toda la organización, y se une a los reconocimientos previos obtenidos en calidad, seguridad, transparencia y compromiso social: norma UNE 179003 en seguridad del paciente, Carta de Servicios, norma ISO, sello de oro europeo hospital sin humo, y la reciente Medalla al Mérito Sanitario otorgada por la Ilustre Academia de Ciencias de la Salud Ramón y Cajal de Madrid.

[Sigue en la versión impresa]