Bienvenido a Sector Ejecutivo, revista de Economía y Empresas / España, Nº 244 Junio de 2019

Pedro Pisonero Pérez, director general de Iberaval


JLG

Pedro Pisonero Pérez (Valladolid, 1962) es un profesional con 35 años de experiencia en el ámbito financiero. Una persona emprendedora que se ha forjado a sí mismo, con capacidad de liderazgo y esfuerzo  que ha permitido a la sociedad de garantía que dirige desde 2011 posicionarse como la primera de España, líder absoluta del sector.
Pisonero inició su actividad en Soteca, precedente de la actual Iberaval, donde permaneció más de cuatro años. Orientó su actividad profesional hacia el capital riesgo, formando parte de la estructura de esta sociedad durante 17 años. En esta etapa, que finalizó ocupando el cargo de gerente de inversiones, intervino en el apoyo de cientos de proyectos empresariales de Castilla y León.
Es licenciado en Ciencias Económicas y Empresariales, por la Universidad de Valladolid, con  Master en Dirección Financiera CESEM (Instituto de Directivos de Empresa de Madrid) Durante tres años, trabajó en la puesta en marcha de la empresa pública ADE Financiación SA, dependiente de la Junta de Castilla y León.
En marzo de 2010 se hizo cargo de la dirección general adjunta de Relaciones Institucionales y Gestión del Riesgo de Iberaval. Un año y medio después fue nombrado director general de la SGR, con el reto de superar la situación coyuntural. Siete años después ha posicionado a Iberaval como la sociedad de garantía líder en España.

Señor Pisonero. Las sociedades de garantía como Iberaval están adquiriendo cada día que pasa un mayor peso en la financiación de las pymes. ¿A qué cree usted que es debido?
Fundamentalmente a que las sociedades de garantía trabajamos duro para que ningún proyecto viable se quede sin financiación. Y eso las pymes que han trabajado con nosotros lo han detectado. En nuestro caso, le hablo de Iberaval, somos una entidad participada por administraciones como la Junta de Castilla y León y el Gobierno de La Rioja, con el respaldo de más de 125 socios institucionales y contamos con el coaval de la Compañía Española de Reafianzamiento, dependiente del Ministerio de Industria, Comercio y Turismo. Con esto, quiero decir que somos una institución que se debe a sus socios y en la que ya confían más de 27.000 empresarios.

Me puede facilitar los datos últimos de que disponga de Iberaval en cuanto  a préstamos que ha formalizado en 2018 y su índice de crecimiento o caída respecto a ejercicios anteriores.
Hasta noviembre de 2018, es decir durante los once primeros meses del año, se formalizaron más de 4.000 operaciones de financiación en Iberaval, por un valor de 270 millones de euros, lo que supone un 17 por ciento más que en el mismo periodo del año anterior.

Iberaval llegó a ser la Sociedad de Garantía Recíproca de España que más préstamos formalizó en años como el 2013. ¿Esta tendencia se ha mantenido en los últimos cinco años?
En número de avales, por supuesto que sí. El logro que hemos alcanzado en 2018, y que se viene gestando desde hace ya tiempo, gracias al empeño de una plantilla absolutamente comprometida, ha sido en junio y septiembre el liderazgo en el importe formalizado. De modo que ahora somos la SGR líder en número de avales, pero también en importe formalizado. Algo que hemos logrado asegurando una financiación media pequeña y concienzudamente analizada, manteniendo nuestros criterios históricos.

En su momento, creo que en el año 2014, las sociedades Avalmadrid e Iberaval firmaron un acuerdo para la financiación de empresas y proyectos de las comunidades de Madrid y Castilla y León ¿Ese acuerdo sigue vigente?
Mantenemos acuerdos de coaval con otras sociedades de garantía de nuestro entorno, por supuesto que esa que dice usted. En Madrid trabajamos en operaciones concretas con Avalmadrid, y hemos crecido en esa Comunidad de una manera relevante en los últimos años gracias a acciones como ésta. De igual forma, creo que es relevante señalar que formamos parte del Foro Guadarrama, que persigue estrechar la colaboración entre las empresas de ambos territorios, Madrid y Castilla y León, y en el que participan las administraciones autonómicas.